Los históricos Golden State Warriors son humanos

0
304

La derrota tenía que llegar tarde o temprano. Los Golden State Warriors perdieron su imbatibilidad en la madrugada del sábado ante unos sorprendentes Milwaukee Bucks (108-95). Los actuales campeones han fijado del mejor inicio de una temporada NBA en 24 victorias consecutivas y lo más importante, han implantado su propio sello baloncestístico.

El equipo dirigido por Luke Walton, quien ha tomado las riendas del equipo tras la baja indefinida por unos problemas de espalda del entrenador Steve Kerr, ha logrado una racha histórica de 28 triunfos seguidos en temporada regular, aunque no han podido superar la mejor marca de todos los tiempos de Los Ángeles Lakers en la temporada 1971-72, cuando consiguieron 33 victorias ininterrumpidas. Precisamente los Bucks de Kareem Abdul-Jabbar fueron los encargados de cortar esa legendaria racha de los angelinos.

Los de la Bahía de Oakland llegaron al partido con un enorme cansancio acumulado por el infernal enfrentamiento ante Boston Celtics, en el que lograron una sufrida victoria después de dos prórrogas. Ello unido al agotamiento tras una gira de siete encuentros como visitante por la Conferencia Este fueron factores determinantes para que se produjera una derrota que parecía que nunca iba a llegar.

El griego Giannis Antetokounmpo, con un triple doble (11 puntos, 12 rebotes,11 asistencias) y el pívot Greg Monroe (28 puntos, 11 rebotes) lideraron a unos jóvenes Milwaukee Bucks dirigidos por el mítico Jason Kidd que no han empezado la temporada como se esperaba (10 victorias, 15 derrotas), pero que llegaron al partido muy motivados para romper la histórica racha.

Por parte de los Warriors, el mejor volvió a ser el MVP de la pasada temporada, Stephen Curry (28 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias) secundado por Draymond Green (24 puntos, 11 rebotes), pero muy alejados de los extraordinarios porcentajes que vienen promediando esta campaña. Klay Thompson no estuvo inspirado y únicamente anotó 12 puntos después de regresar de una lesión de tobillo que le tuvo apartado el anterior encuentro.

A partir de ahora está por ver si continúan con el espectacular nivel mostrado hasta el momento y logran superar otro récord histórico que tienen por delante: el de los Chicago Bulls del eterno Michael Jordan con 72 victorias y únicamente 10 derrotas en la temporada 1995-96. Aunque el principal objetivo sigue siendo conseguir por segundo año consecutivo el anillo de campeones de la NBA.

EtiquetasDeportes