El Alcázar acoge dulces de 21 conventos en su tradicional muestra

0
292

 

Sultanas de las Clarisas, coronillas de Lebrija y otras muchas variedades han endulzado este puente de la Inmaculada a sevillanos y turistas en la XXXI muestra de dulces en el Palacio Gótico del Real Alcázar y en la que participaron 21 conventos. 

Algunas de las recetas datan de varios siglos de antigüedad como los bollitos de Santa Inés, de fórmula mozárabe, o las populares yemas de San Leandro.

La tradición navideña lleva 31 años reuniendo a conventos de clausura de la Archidiócesis de Sevilla, que ponen a la venta piezas de repostería para obtener fondos para la manutención de sus comunidades.

Este año, de los 21 conventos, ocho son de la capital hispalense como Santa Paula (Jerónimas), San Clemente (Cistercienses) o Madre de Dios (Dominicas) y trece del resto de la provincia, entre ellos, de Écija, Osuna, Utrera, Estepa o Carmona. 

La muestra se pudo visitar del 5 al 7 de diciembre en un horario ininterrumpido de diez de la mañana a siete de la tarde.

Debido a su éxito en ediciones anteriores, los conventos de Santa Ana y Nuestra Señora del Socorro presentaron variedades reposteras sin azúcar para que nadie se quede sin su mantecado.

Todos estos dulces se pueden comprar durante todo el año en los tornos de los conventos e incluso se puede encargar para celebraciones.