Renace’ una víctima del atentado de París

0
154

El hombre natural de Pontevedra, que lo dieron por muerto, realmente se encontraba en Estrasburgo, de donde no se movió en todo el fin de semana. La supuesta víctima de 33 años se marchó de España en bicicleta harto de crisis y en busca de un trabajo hasta llegar a Francia.

Durante varias horas Alberto Pardo se encontraba en la lista oficial de víctimas del atentado del viernes que las autoridades francesas habían facilitado. El lerense se enteró de su propia muerte cuando abrió su Facebook y se encontró mensajes de apoyo y pésames de sus amigos. Los medios españoles informaron de su muerte y recabaron datos para su obituario.

La madre de Alberto sabía que su hijo se encontraba en la capital de la región de Alsacia, pero en la mañana del sábado dos oficiales vestidos de paisanos fueron a casa de Pilar Touceda a decirle que su hijo estaba muerto, que había sido víctima del atentado yihadista en París, le dieron el pésame y se marcharon.

Poco después al hogar de Pilar empezaron a llegar familiares para velar la muerte de Alberto. El pontevedrés anunció por redes sociales que estaba vivo, "yo me veo a mí mismo en estos momentos y diría que estoy vivo… Pero si seguís escribiendo cosas tan bonitas sobre mí tal vez tenga que morirme para no dejaros mal".

Su prima al ver el estado le dijo que inmediatamente llamara a sus padres, ya que se encontraban velando su muerte. Primero llamó a la madre, quién llamó al padre, ya que viven separados y pegando los dos altavoces consiguieron recibir la buena nueva. Ambos no se lo podían creer, no querían ponerse al teléfono por que pensaron que sería una broma. "La confusión puede venir de que años antes perdí el D.N.I lo cual denuncié en comisaría". Dice Antonio. El sábado 15 de noviembre de 2015 fue el día más triste y más feliz para los Pardo y Touceda.

EtiquetasActualidad