Un recorrido por las cubiertas de la Catedral de Sevilla

0
581

Las cubiertas de la Catedral de Sevilla pueden ser visitadas todos los días gracias a las visitas guiadas que organiza el cabildo de la Catedral. Consiste en un tour muy completo por los entresijos y recovecos del templo más ilustre de la capital hispalense. Los sevillanos pueden acceder a rincones que no son accesibles para el 95% de los visitantes de la Catedral. El único requisito para poder realizar esta actividad es ser un grupo de al menos diez personas con un máximo de 25, además el precio no es excesivamente caro -12 euros- ya que su duración es de una hora y media, con un guía que te va comentando todo acerca de lo que vas viendo.

Durante la visita vas descubriendo anécdotas y curiosidades sobre este icónico templo sevillano, -la tercera Catedral más grande del mundo y la primera gótica más grande- algunas realmente llamativas. Como que el templo tardó 75 años en construirse, un período de tiempo relativamente corto, dada la magnitud de un edificio de estas características. Durante la misma, muchos fueron los obreros que fallecieron, ya que trabajaban con nulas medidas de seguridad y las caídas eran algo habitual durante una nueva construcción. A su vez, un aspecto muy curioso es que mientras se llevaban a cabo las obras, hubo un cambio de estilos arquitectónicos por lo que algunos muros son de estilo gótico y otros renacentistas.

Sorprende poder moverte libremente por las imponentes vidrieras que adornan la Catedral y ver a vista de "pájaro" al resto de viandantes que transitan por las zonas bajas de la misma. Desde las azoteas del templo tienes vistas panorámicas de toda la ciudad y de pueblos cercanos a la capital hispalense. La visita se puede realizar durante todos los días del año menos en el mes de agosto que está cerrada por vacaciones.