No conformarse nunca: Deportivo de La Coruña 1- Atlético de Madrid 1

0
315

El Atlético de Madrid ha vivido este viernes en Riazor un partido con ese ambiente enrarecido que provoca el no ver tus colores en la grada. Han pasado ya once meses desde que la trifulca entre Riazor Blues y Frente Atlético tuviera como amargo desenlace la muerte de Jimmy, aficionado del equipo coruñés. Aún se le recuerda como el primer día, de lo que dio fe la grada brigantina con numerosos cánticos dedicados a su memoria y en contra del conjunto madrileño y su afición.

Comenzó el partido con un ritmo frenético en el que ambos equipos querían llegar arriba con rapidez, así que las pérdidas de balón fueron muy copiosas durante el primer cuarto de hora, que transcurriría sin ocasiones claras para ninguno de los dos conjuntos. El estaba muy activo en defensa, aunque el conjunto madrileño consiguió inquietar la portería defendida por Lux. Sin embargo, poco después de la media hora de partido, una jugada ofensiva enrevesada del terminaría con un disparo desde el borde del área de Tiago que perforaría la red de los locales. Tras el partido frente al Valencia en el que el portugués cuajó una de sus mejores actuaciones con la camiseta rojiblanca, nos regalaría este gol, el broche de oro que le faltó en su visita a Mestalla.

El Atlético se echó arriba tras el gol para tratar de conseguir una ventaja mas cómoda, llegando incluso a estrellar un balón en el palo a la salida de un córner (rematado, cómo no, por ). Terminaría aquí la primera mitad, con el Deportivo de la Coruña pidiendo el pitido que les llevara al descanso. Buena primera parte de ambos equipos, en la que los madrileños llegaron con mas claridad al área contraria y eran justos vencedores… a tiempo parcial.

Empieza la segunda parte y la intensidad del Atlético ya no hacía el mismo acto de presencia que en el primer tiempo. En esta segunda parte se pudo ver una mayor intervención en el partido de Oblak, ya que el Deportivo llegaba cada vez con mas intensidad. Llegaríamos con esta tónica al minuto 76, en el que veríamos un gravísimo error del central uruguayo por intentar conseguir un saque de puerta para su equipo, regalándole el balón a Lucas Pérez, el jugador mas en forma del equipo local, que tras diversos amagos y un gran regate arrastrando el balón a Oblak, marcaría a placer a escasos metros de la portería.

El Atlético trató de ponerse otra vez por delante, pero la ocasión mas clara del resto del encuentro la tendría Fayçal Fajr, que mandaría un balón al larguero a causa de un precioso disparo con el interior desde fuera del área. No habría tiempo para mas ocasiones claras, y el empate se materializaría en Riazor. Un partido con un resultado justo (a juicio del Cholo) y un recuerdo de aquel trágico día en el que el fútbol lamentó la muerte de un aficionado.

Alineaciones:

Deportivo de la Coruña: Lux, Laure (entra Juanfran en el minuto 75), Lopo, Sidnei, Fernando Navarro, Celso Borges, Mosquera, Fede Cartabia, Fayçal Fajr, Gutiérrez (entra Luis Alberto en el minuto 68) y Lucas Pérez. (4-2-3-1)

Atlético de Madrid: Oblak, Juanfran, Giménez, Godín, Filipe Luís, Koke, Gabi, Tiago (entra Torres en el minuto 81), Ferreira-Carrasco (entra Correa en el minuto 60), Griezmann y Jackson Martínez (entra Saúl Ñíguez en el minuto 71). (4-4-2)