El famoso ‘low-cost’ de Primark

0
1830

Cincuenta euros puede ser una importante cantidad de dinero dependiendo de donde lo gastes. Si hablamos de ropa, y por supuesto evitando ciertas marcas de alto nivel, cincuenta euros apenas nos da para comprar un par de camisas y un vaquero. Sin embargo, si optamos por Primark, la conocida firma irlandesa de ropa "low cost", donde un pantalón no asciende normalmente de los diez euros, nuestra compra ascenderá notablemente. Esta firma ha resultado todo un éxito gracias a su política de precios. 

Sin embargo, los factores que explican el éxito de esta marca van mucho más allá del hecho de vender ropa. Así lo ha explicado el profesor del IESE Julián Villanueva, un experto en el modo de trabajar de la firma irlandesa,  en sus declaraciones al diario Abc. Primark es una de las compañías de Europa que mejor ha sabido adaptar el modelo 'low-cost' a la moda". También destacó que "Primark es el poder de las gangas". Para él, "los precios de Primark son realmente increíbles y han conseguido elminar definitivamente el  estigma asociado a comprar moda más barata". 

¿Qué esconde el low-cost de Primark?. Esta es la pregunta que muchos de nosotros podemos preguntarnos. Y efectivamente algo hay detrás de esto; 700 euros de sueldo mensuales para los trabajadores, quienes aseguran estar una media de treinta horas semanales en sus puestos de trabajo. Además, cabe destacar que lo que más abunda en la empresa son los contratos temporales .Así, Primark cuenta con el 60% de su plantilla repleta de trabajadores temporales. Es por esto por lo que la UGT denuncia que "la empresa ha crecido en ingresos un 36% más que el año pasado, y el coste del personal se mantiene alrededor de un 10%".

A pesar de esto, desde hace poco menos de un mes en Madrid no se habla de otra cosa que no sea de la apertura del gran Primark en Gran vía, donde a pesar de haber transcurrido ya tiempo, las colas siguen siendo infinitas. Marta Villalobos, amante de esta firma, asegura que "Abrir un Primark así en Madrid ha sido fabuloso". Además añade que "la Gran Vía de Madrid es una ubicación fantástica y todos los madrileños estamos encantados". Sin embargo, hay personas como Ana Menéndez que no parecen muy conformes afirmando que "he sufrido claustrofobia, agorafobia y todas las fobias a la vez sólo con ver la cola de Primark desde la otra acera de la Gran Vía".

Etiquetassociedad