Betis 1-Español 3: Los de Mel se topan con un inspriado Marco Asensio

0
228

El Real Betis Balompié ha caído derrotado en el Benito Villamarín frente al RCD Espanyol por un contundente y doloroso 1-3. Los verdiblancos siempre fueron a remolque desde el comienzo y se vieron superados por unos pericos que, con Marco Asensio a la cabeza, controlaron bien el encuentro y supieron jugar con el resultado.

El Real Betis comenzó el partido con poca intensidad y con una marcha menos que su rival. Por lo que muy pronto se les torcerían las cosas a los de Pepe Mel. En el minuto 3, una falta botada magistralmente por Asensio era aprovechada por Enzo Roco, cuyo testarazo a la red hizo imposible la estirada de Antonio Adán. A raíz del gol, el conjunto helipolitano dio señales de vida y poco a poco fue llevando peligro a la portería de Pau López. Rubén Castro se fabricó una jugada que era respondida con acierto por el meta catalán. Pero la más clara llegó en el 11, cuando Joaquín intentó sorprender a Pau desde lejos en un lanzamiento de falta, pero el guardameta realizó una gran parada.

El Espanyol se dedicaba a parar el juego con continuas interrupciones y pérdidas de tiempo, algo que desquiciaba a la fiel parroquia bética. También el colegiado, De Burgos Bengoetxea, provocó el enfado de los verdiblancos, ante su pasividad a la hora de sacar tarjetas.

En el segundo periodo, Ceballos (recién renovado) dio entrada sustituyendo a un desafortunado Cejudo. El utrerano intentó revolucionar el partido y un centro suyo, nada más salir de vestuarios, apunto estuvo de ser rematado por Rubén Castro que no llegó por centímetros. Pero en el 50 llegaría el mazazo para los de Mel. Asensio condujo una contra de libro y asistió a Caicedo que superó a Adán en el mano a mano. Tan solo cuatro minutos después llegaría la puntilla para el cuadro helipolitano. Marco Asensio se sacó un pase de la nada y Victor Sánchez la colocaría imposible para el meta madrileño.

A partir de ahí el Betis, con más corazón que cabeza, buscaría un gol tempranero que le metiese en el partido. En el 73, Ricky Van Wolfswinwel, con todo a su favor cabecearía al muñeco un buen centro de Rubén Castro. En el último tramo del encuentro, Sergio González dio entrada a Salva Sevilla que se llevaría una sonora ovación de la que un día fue su afición. Ya en el 88, Enzo Rennella anotaría su primer gol en Primera División y reduciría algo las distancias.

Con esta derrota los de Pepe Mel se sitúan en la zona media de la tabla con 11 puntos, pero son superados por su rival de hoy que ya lleva 12. El próximo sábado a las 18:15 el Real Betis visita el Nuevo Los Cármenes y se enfrentará a un conjunto muy necesitado, el Granada CF.

Al final del encuentro, Eusa News quiso conocer las opiniones de los seguidores béticos: "La culpa ha sido de Pepe Mel, tendría que haber sacado a Ceballos desde el comienzo, no nos podemos permitir dejarlo en el banquillo" aseveraba Fernando Abad. Por su parte, Jaime Estepa, socio desde hace más de 20 años aseguraba que "hoy no ha jugado mal el Betis, lo que pasa es que esto es la Primera División y si perdonas mucho lo acabas pagando muy caro".