Cinco claves para entender mejor el conflicto sirio

0
288

 

Muchos medios hablan del éxodo humano que está suponiendo la guerra de Oriente Medio. Unos se pronuncian afirmando que "el problema es de inmigración irregular", mientras que otros admiten que "Europa no reacciona ante la crisis humanitaria en sus fronteras". Para comprender mejor la situación de los refugiados, lo mejor es comenzar desde el principio y plantear cinco preguntas clave.

1.- ¿Qué ocurre en Siria?

Para comenzar, hay que saber que existen muchas corrientes del islam. De entre ellas, hay dos muy importantes, la chií y la suní. Simplificando, la creencia chií sostiene que los líderes tienen que ser descendientes de la familia de Mahoma, y los sunís, que la autoridad emana de las fuentes escritas como el Corán. El presidente de Siria, Bashar Al-Asad, pertenece a la rama chií; sin embargo Siria es un país de mayoría suní. 

Se habla de estos dos grandes grupos, pero hay muchos más en Siria y en el resto de países musulmanes. A pesar de que el conflicto viene gestándose desde hace muchos años, fue en 2011, cuando estalló La Primavera Árabe y el presidente Al-Asad llevó a cabo una pobre gestión de gobierno que resultó en el descontento de la población. A principios del 2011, unos adolescentes pintaron en un muro graffitis en protesta contra el gobierno de Al-Asad; sin embargo, fueron detenidos por la policía y sometidos a tortura. Las manifestaciones que pedían la liberación de los jóvenes terminaron siendo acalladas con violencia, y esa represión se puede decir que fue la chispa que detonó en una guerra civil. Hay quienes afirman que en parte este conflicto estalló a causa del cambio climático. Se le puede echar un vistazo a este último punto de vista aquí,  en forma de cómic.

A pesar de que pueda parecer que los dos bandos son la población contra el gobierno, el conflicto es mucho más complejo de lo que parece a primera vista. Como actor interno principal cabe destacar el presidente Al-Asad (en el poder desde hace más de diez años, en régimen autoritario). Para hablar de la oposición o rebeldes, debemos tener en cuenta que estamos hablando de un grupo muy heterogéneo; de los que caben destacar grupos más moderados, poco organizados, de mayoría suní que piden la democracia en el país. Aparte, están los grupos terroristas vinculados a Al-Qaida donde destaca especialmente el Estado Islámico (ISIS), cuyas motivaciones son diferentes, y explicaremos más adelante. 

EE.UU apoya a los insurgentes suníes para debilitar a la alianza Irán-Siria(gobierno de Al-Asad)-Hezbollah, principal enemigo de Israel (aliado número uno de EE.UU en Medio Oriente). Sin embargo, los EE.UU. temen que por la caída de Al-Assad las armas químicas que se encuentran en el país terminen en manos de los islamistas insurgentes y Siria no se estabilice, sino que se convierta en un Estado Fallido.

Una intervención internacional para solucionar el conflicto parece poco probable. Las posiciones de veto de Ruisa y China en el Consejo de Seguridad no han cambiado desde 2011. Sin embargo, los EE.UU podrían justificar una intervención si demuestran una emergencia humanitaria, como sucedió en Bosnia con la OTAN.

 

2.- ¿Qué es el ISIS?

Es una organización terrorista que está en contra del gobierno de Bashar Al-Asad y ejerce presión entre los grupos rebeldes radicales sirios, fomentando el estallido de nuevos actos terroristas. Su líder, Abu Bakr Al-Badhdali, se autoproclamó califa de todos los musulmanes en junio del 2014, y expresó su voluntad de reunir los territorios habitados por creyentes del Islam en un califato. El ISIS cuenta con una estructura en los territorios sirios e iraquíes bajo su control. Se trata de una organización de la cabe destacar su sofisticada jerarquía; aunque solo se sabe sobre ella de forma superficial.

El ISIS posee gran influencia, no solo en Siria, sino en el norte de Iraq y en zonas concretas del territorio musulmán, que consideran parte del nuevo “califato” y donde ejercen presión política y social.

Este grupo ha llevado a cabo atentados en París, Kuwait, Túnez, etc. Y se caracteriza, entre otras cosas, por captar adeptos e instruirlos a través de las redes sociales. En España se ha detenido recientemente a una joven que "efectuaba labores de difusión del ideario yihadista"

 

3.- ¿Por qué otros países no intervienen?

A pesar de la neutralidad que han manifestado las potencias con respecto a la intervención en el conflicto, sí que se había delimitado una “línea roja” que, de sobrepasarse, instaría a países como Estados Unidos o Gran Bretaña a salir al paso. Esta “línea roja” se trata de la utilización de armas químicas, que ponen en peligro a los civiles y atentan contra los derechos humanitarios.

Aunque Estados Unidos ya había entrado en el país para ofrecer entrenamiento al ejército rebelde y Francia planteó la posibilidad de enviar armamento, se ha demostrado que son medidas insuficientes para ofrecer apoyo. Y en el caso del envío de armas, una vez en circulación, no se puede saber si llegarán a manos de  los yihadistas.

Según The Washington Post, Estados Unidos espera que se resuelvan tres factores parar actuar: completar un informe de inteligencia sobre la culpabilidad del régimen de Al-Asad en el uso de armas químicas, consultas con sus aliados en el Congreso y fijar una justificación sólida bajo la ley internacional para la intervención armada.

Sin embargo, los países que tomen la iniciativa de participar en este conflicto no contarán con el beneplácito de la ONU, dado que en el Consejo de Seguridad Rusia y China han vetado numerosas veces la intervención, bloqueando cualquier iniciativa en este sentido.

Teniendo esto en cuenta, potencias como Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos afirman estar listos para actuar en cualquier momento como “castigo” al régimen por el uso de armas químicas sobre la población siria.

 

La Unión Europea

Los miembros de la UE están a favor de la lucha de los rebeldes contra el régimen de Bashar Al-Assad. Sin embargo, aún no se ponen de acuerdo en cuanto a cuál es la mejor manera de brindarles apoyo. Francia, y, sobre todo, Gran Bretaña, abogan por el envío de armamento a los rebeldes sirios. Francia ya anunció que lo haría de un modo u otro, aunque los otros países no lo acompañaran.

Alemania, entre otros, no está de acuerdo con esa medida. Los países que no apoyan el envío de armas a Siria piensan que eso podría tener consecuencias políticas de peso, y tienen dos motivos para sostener este argumento: en primer lugar, no pueden caracterizar del todo la orientación ideológica de los rebeldes sirios, y no cuentan con informaciones seguras acerca del rol de los radicales islamistas dentro de la oposición armada. Luego de lo sucedido en Libia, los Estados de la Unión Europea quieren, además, evitar a toda costa que las armas caigan en manos de yihadistas que puedan usarlas alguna vez contra intereses occidentales.

 

El Gobierno de España

José Manuel García-Margalló, el ministro de Asuntos exteriores, aseguró en una ruda de prensa reciente que el gobierno actual no se plantea la intervención directa en Siria, aunque se está estudiando la posibilidad de prestar bases militares españolas ante una eventual operación militar contra el régimen sirio.

Para que el Gobierno español se decidiera a intervenir en Siria, tendrían que darse dos supuestos: que la ONU le de el visto bueno a la operación, o que el régimen sirio pida ayuda. Según Margalló, la opinión de España es que este conflicto solo tocará a su fin cuando se lleven a cabo labores de diálogo y negociación para construir una Siria democrática.

Afirma también el ministro que, de confirmarse y probarse el uso de armas químicas por parte del régimen sobre la población civil, el Estado Español estaría dispuesto a intervenir militarmente. En declaraciones más recientes, García-Margalló ha afirmado que "ha llegado la hora de entablar negociaciones con el régimen de Al-Asad"

 

4.- ¿Por qué vienen refugiados a Europa?

Uno de los argumentos que más se leen por las redes sociales en los últimos días es que los refugiados vienen a Europa para aprovecharse de nuestros recursos o que "hay muchos yihadistas que pueden poner bombas en las ciudades".

Estaría bien resaltar que existen grandes diferencias entre emigrantes económicos y los refugiados. Los primeros son aquellas personas que emigran de su patria para tratar de progresar laboralmente -y, valga la redundancia, económicamente- en otros países; y los segundos, son personas que deben huir de su país por «fundados temores de persecución por razones de raza, religión, ideas políticas…». Eso quiere decir que el Estado no les garantiza su seguridad o el pleno cumplimiento de sus derechos.

De esta forma, el emigrante económico se desplaza voluntariamente y el refugiado tiene que realizar un éxodo para salvar su vida. Se estima que hasta el momento han llegado a Europa unos 400.000 refugiados sirios.

Evidentemente, es lógico pensar que con la ola de refugiados puede que haya algún terrorista.  Sin embargo, también hay que tener en cuenta que los Estados están llevando a cabos labores para ubicar y controlar a los refugiados sirios para evitarlo; y que esta oleada de refugiados no es algo exclusivo de Europa, sino que otros países de Oriente Medio ya han acogido a cientos de miles de personas.

La organización que se dedica a la gestión de la entrada de los refugiados en Europa se llama ACNUR. Su web suele estar actualizada y hay bastantes datos sobre el tema de los refugiados.

 

5.- ¿Qué es La Yihad?

Procede de la palabra “yahada” y significa “esfuerzo”. Tiene dos sentidos, y ambos se relacionan estrechamente. 

Se puede definir como el esfuerzo de los musulmanes por ser fieles a sus creencias y vivir acorde a los preceptos del Islam. Como ocurre en todas la religiones, este concepto de esfuerzo también se refiere a la lucha con uno mismo y al respeto hacia otros. Sin embargo, también se entiende como yihad el conflicto que estalla ante un agente que impide a los musulmanes practicar su fe. Actualmente, dados los últimos acontecimientos, la sociedad le ha otorgado a la yihad un sentido de Guerra Santa, conflicto bélico que tocó a su fin en la Edad Media (y desde la perspectiva cristiana) recuperar la Tierra Santa habitada por herejes. 

Hoy en día, sin embargo, esta “Guerra Santa” a la que popularmente se denomina yihad es la pretensión del ISIS y otros grupos terroristas islámicos de reivindicar los territorios donde se practica la fe musulmana. Y se entiende por yihadistas a los terroristas islámicos. Hay muchas discusiones acerca de cómo denominar a este grupo de terroristas