Un bebé muere en el coche mientras su padre veía ‘Juego de Tronos’

0
300

Seth Jackson, un hombre de 29 años, ha sido detenido tras olvidar a su hijo adoptivo en su coche, que acabó falleciendo por una hipertermia.  El pequeño, de tan sólo 10 meses, pasó varias horas a una temperatura superior a los 33 grados, algo que provocó su muerte inmediata, según apunta el diario 'Mirror'.

Jackson, según fuentes policiales, llevó a su hijo al supermercado. Sin embargo, cuando volvió a casa, cogió la compra pero dejó al pequeño en el interior del vehículo. Se puso a ver un capítulo de su serie preferida, 'Juego de Tronos' y a fumar marihuana. La llegada de un amigo de su hijo mayor le alertó de la presencia del bebé de 10 meses. Fue entonces cuando se dio cuenta de que estaba aún en el coche, ya demasiado tarde porque su hijo adoptivo había fallecido.

La Policía llegó al lugar de los hechos y procedió a la detención del ciudadano y a realizar un juicio rápido tras lo ocurrido. Jackson se puso a llorar ante el tribunal, asegurando que no es "ningún monstruo" y que era un hombre roto. Una razón que al juzgado de Kansas no le pareció suficiente, ya que dictaminó una sentencia de 2 años y medio de cárcel por un acto de gran irresponsabilidad.