Miguel Ángel: “No sé si llegaré a jugar en Primera, pero lo daré todo por conseguirlo”

0
204

Humildad, trabajo y calidad. Estas son las tres palabras que mejor definen a Miguel Ángel Cano Ruiz. Con tan sólo 17 años, este sabioteño ha dejado su pueblo para comenzar una nueva andadura en el mundo del fútbol, ser jugador en las categorías inferiores del Málaga CF. La campaña pasada competía en el Atlético Sabiote y demostraba en cada partido su olfato goleador, pero ahora el reto es mayor, Miguel Ángel tiene que demostrar su nivel en uno de los mejores conjuntos de España. Sin embargo, sabe cuál es la clave para llegar a lo más alto: TRABAJAR

P: ¿Cuándo comenzaste a dar tus primeros pasos como futbolista? ¿Es lo que más te ha gustado desde pequeño? 

R: No soy consciente de cuando empezé a jugar al fútbol, porque era muy pequeño. Mi madre dice que con 3 años me apuntó al Atlético Sabiote. Sin duda el fútbol es lo que más me ha gustado desde pequeño. 

P: Además de jugar al fútbol estás sacando adelante tus estudios. Actualmente estás en Segundo de Bachillerato y el año que viene te tocaría comenzar la Universidad. ¿Tienes pensado seguir estudiando? ¿Crees que puedes llegar a ser un futbolista con carrera universitaria? 

R: Intento sacar mi Segundo de Bachiller de la mejor manera posible. Por supuesto que seguiré estudiando, pero si consigo sacar el curso adelante, el año que viene haré algo facilito, ya que me dedicaré plenamente al fútbol para seguir evolucionando. Pienso que sí se puede compaginar el fútbol y el estudio, aunque suponga un esfuerzo muy grande. 

P: Estos años anteriores, ¿cómo has compaginado los estudios con el fútbol? 

R: La verdad es que bien, puesto que sólo entrenaba dos días en semana más el partido y no me ocupaba mucho tiempo, pero este año son cuatro días más el partido y es más difícil. 

P: Precisamente como futbolista siempre has ido más adelantado que los chicos de tu edad por tu calidad y pronto llegaste a jugar con el equipo sénior del Atlético Sabiote. ¿Cómo te sentiste con tus nuevos compañeros? ¿Qué consejos te dieron en aquel momento? 

R: Mi debut con el equipo sénior fue en un partido que me pasó factura, aunque mereció la pena. El entrenador y mis compañeros me dijeron que estuviera tranquilo y que jugara con normalidad. Tuve la suerte de poder remontar el encuentro cuando salí del banquillo y meter los dos goles que le daban la vuelta al marcador, pero en un choque me rompieron el tabique nasal y mis padres lo pasaron muy mal. 

P: Dar el salto a un equipo grande es bastante complicado. ¿Cuánto sacrificio os ha costado a tus padres y a ti? 

R: La verdad es que es muy difícil, y más viniendo de un pueblo pequeño como el mío, pero yo siempre tenía la esperanza de pegar un salto en mi carrera, y por suerte y gracias a mis compañeros y a mi familia lo conseguí. 

P: En el momento en el que te comunicaron que te aceptaban como nuevo jugador del Málaga, ¿de quién te acordaste? ¿qué fue lo primero que hiciste? 

R: Me impacto mucho. Venía de trabajar en la recolecta de la aceituna con mi padre y al llegar a casa me llamaron y me lo comunicaron. Me puse contento y se lo intentaba explicar a mis padres, porque ellos no se lo creían y pensaban que les estaba gastando una broma. 

P: ¿Cómo ha sido la adaptación en estos primeros meses a la ciudad y al club? 

R: Es cierto que al principio es lo más difícil, pero la adaptación ha sido buena, porque todos me tratan muy bien y Málaga es una ciudad muy bonita. 

P: Y la distancia con la familia y los amigos, ¿cómo la estás llevando? 

R: Sin duda es lo más complicado. Sin tu familia y sin tus amigos los momentos difíciles se hacen más difíciles, pero bueno lo mejor es hacerse a la idea y saber que estar aquí no tiene sólo ventajas. 

P: Tengo entendido que antes de probarte el Málaga, te hizo una prueba el Betis. ¿Por qué no acabaste en Sevilla? 

R: Mi representante me dijo que daría un salto grande. Había grandes equipos como el Real Betis, la UD Almería o el Málaga CF. El Málaga apostó por mí y creí lo más conveniente jugar allí. 

P: ¿Qué consejo le darías a tus amigos del Atlético Sabiote para que progresaran en su carrera deportiva como has hecho tú? 

R: Le diría que siguieran siendo ellos, que no cambien y que tengan confianza en sí mismos siempre para conseguir cualquier cosa. 

P: ¿Cómo es tu día a día en tu nueva vida? 

R:  Normalmente me levanto y voy a la escuela. Al salir de clase descanso un rato e intento hacer las tareas. Después entreno y a continuación estudio lo que puedo. Los fines de semana son más de 'relax' y trato de desconectar hasta el día del partido. 

P: Supongo que hay bastantes diferencias entre el Atlético Sabiote y el Málaga. Una de ellas será la presión que se siente al jugar en un club grande. ¿Se nota ya en categorías inferiores la responsabilidad que existe al representar a un equipo de Primera como el Málaga CF? 

R: La verdad es que impone llevar el escudo de un equipo de Primera División. Yo siempre tengo presión por intentar hacer las cosas bien. El día que pierda esa presión me dejará de gustar el fútbol. 

P: ¿Cuál sería tu sueño como futbolista? ¿Te ves algún día jugando en Primera División? 

R: Yo creo que el sueño de cualquier niño, y por supuesto el mío, es debutar en Primera División. No sé si llegaré a jugar en Primera, pero lo daré todo por conseguirlo.