Muere Chespirito, el actor que dio vida al ‘Chavo del ocho’

0
324

Roberto Gómez Bolaños, murió rodeado de su familia en su casa, localizada en la zona residencial Isla Dorada (Cancún). Desde hace varios meses ya no se levantaba de la cama, aquejado de diversos problemas de salud, entre ellos respiratorios. El actor, siempre con el buen humor que lo caracterizaba, atribuía sus problemas de salud a que durante más de 40 años «corrió sin aceite» en numerosas giras de trabajo.

 El exitoso actor, nació  en Ciudad de México en 1929, comenzó en la Universidad una Ingeniería que nunca terminó. Su inclinación hacia las artes y la actuación tomó cuerpo en su primer trabajo en una agencia de publicidad, desde donde daría el salto al mundo de la radio y la televisión. En la década de los cincuenta, se reveló como un activo guionista. Su apodo, Chespirtito, procede de una «mexicanización» del apellido del dramaturgo inglés William Shahespeare, con el que le unía su corta estatura y su capacidad para escribir libretos.

El actor dedicó la parte final de sus 40 años de carrera a la producción, principalmente por los problemas de salud que arrastraba desde 2009. En sus últimas apariciones, el actor se movía en silla de ruedas.

Con la muerte de Roberto Gómez Bolaños, Chespirito, se marcha uno de los principales artistas mexicanos. Creador e intérprete de centenares obras, su fama en toda Hispanoamérica le llegó por el éxito de sus series «El chapulín colorado» y «El chavo del ocho», en los últimos tiempos, se convirtió en uno de los mexicanos con más seguidores en Twitter, con 6,6 millones. El comediante manejaba su cuenta en la red social, que durante los últimos meses se convirtió en el único contacto con su público.