750 euros de multa por rebuscar en la basura

0
284

La nueva ordenanza de limpieza y gestión de residuos conlleva elevar la multa por rebuscar en la basura de los 300 euros que eran desde el año 2003, a los 750 euros que se han establecido desde el pasado martes 28 de octubre. El alcalde de la capital hispalense ha justificado el incremento de la sanción en que "ingerir alimentos extraídos de la basura conlleva un peligro y posibles daños en la salud".

El cambio en la normativa ha suscitado una polémica entre Juan Ignacio Zoido del PP y la oposición representada por Juan Espadas que ha denominado como "repugnante" el hecho de imponer multas a personas que hurgan en la basura no por gusto, si no por "una necesidad vital, la de buscar alimento". A todo esto el alcalde sevillano respondió con que su partido cuenta con una partida de 7 millones de euros para ayudar a los más necesitados a través de los servicios sociales y que evidentemente se intentará evitar que se cometan estas infracciones, pero que no está dispuesto a que Sevilla sea "una ciudad sin ley".

Este peródico ha preguntado a varios vecinos de la ciudad de Sevilla qué opinan sobre la ampliación de la multa y hay una gran diversidad de opiniones. Hay quienes opinan como el portavoz del PSOE y relatan que "si buscan en la basura de otras personas, será porque no tienen qué llevarse a la boca". Otros sin embargo aplauden la ampliación porque consideran que "lo que sí es repugnante es cómo dejan la calle llena de porquería cuando rebuscan en los cubos".

Nos ha llamado la atención una historia concreta de una vecina de una urbanización de chalets que nos ha contado su experiencia personal: "Todos los días viene un hombre de un pueblo cercano a rebuscar en todas las bolsas de cada uno de los cubos. Dudo seriamente que sea por necesidad ya que sé por vecinos que tiene casa y además viene todos los días en una furgoneta para llevarse cualquier cosa."

En concreto, la nueva norma sanciona como infracción la "manipulación, extracción o rebusca de los residuos una vez puestos a disposición de los servicios municipales", o lo que es lo mismo: una vez se arrojen al contenedor.