Isabel Pantoja se despide de su público en su ‘último’ concierto

0
386

El pasado sábado se celebró en Huercal-Overa, Almería, el último concierto de la tonadillera antes de saber si entra o no en prisión por blanqueo de dinero.

Isabel se vió arropada por más de 2.000 fans, ya que las entradas se agotaron antes del sábado. De sus familiares sólo acudieron su hija Chabelita con su bebé y su sobrina Anabel, aunque ambas quisieron pasar desapercibidas ante la prensa para no quitarle protagonismo a la cantante.

Durante el concierto dedicó dos canciones a sus nietos, nada para sus hijos como acostumbraba, y cerró el espectáculo cantando la Salve Rociera a su virgen del Rocío, patrona además del municipio almeriense.

Tuvo mucho éxito y ella lo entregó todo, apesar de su situación su caché continía siendo alto, ronzando los 60.000 euros, por lo que las entradas costaron entre 20 y 25 euros.

Con todo lo que rodea a la artista, se vio esplendida y todos los fans salieron satisfechos del concierto. Ya le queda poco tiempo a la tonadillera para saber definitivamente si entra en prisión o no, respecto a la multa que podría librarla de la cárcel sólo ha abonado parte de esta, por lo que aún el Tribunal no ha tomado una decisión definitva.