La lluvia dejó a medias el fin de semana

0
316

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ/

La principal protagonista del fin de semana era, sin duda, la lluvia. Las hermandades estaban atentas a los partes meteorológicos que anunciaban el peor de los presagios.
 
El sábado a las 18:30 horas debieron abrirse las puertas para que saliera el nuevo paso de la Virgen del Rosario de la Capilla de las Aguas en el arenal sevillano pero la junta de gobierno reunida en cabildo, decidió suspender la procesión. 
 
Desde el otro lado del puente de Triana, sucedía lo mismo en la Hermandad de Rosario del Barrio León que también suspendía su salida procesional, por lo que se procedió al traslado del paso desde la Parroquia de San Gonzalo hasta la Capilla del Rosario. La duración programa era de dos horas pero ésta tuvo que acortarse por la lluvia.
 
El domingo el parte meterológico cambió y la Madre de Dios del Rosario, Patrona de capataces y costaleros de Sevilla, pudo procesionar por las calles del viejo arrabal a los mandos, este año, de Juan José Gómez. En la cruz de guía la banda de cornetas y tambores del Santísimo Cristo de las Tres Caídas levanta mucha expectación entre el público, objeto de críticas por parte de los cofrades. 
 
La otra hermandad que pudo procesionar fue la Virgen del Pilar desde la Iglesia de San Pedro por la feligresía. El paso fue comandado por Antonio Santiago y los sones los puso la Banda de Música de Las Cigarreras.