Mbia rescata al Sevilla del Rijeka

0
1007

M. CARMEN MOLERO/

El Grupo G enfrentaba al Sevilla, que partía como el gran favorito tras ganar al Feyernood por 2-0 y al HNK Rijeka que venía de perder por 2-0 ante el Standard Liège y que para muchos es el rival más débil.

Sin embargo, esta segunda jornada de clasificación para la Europa League nos dejó ayer un empate entre estos dos equipos que solo pudieron conseguir un 2-2 como resultado final.

El partido comenzó con el equipo de Unai Emery controlando la situación. Los de Nervión destacaban y no tenían que hacer mucho esfuerzo para tener la posesión del balón. El equipo estaba cómodo con el esférico y tuvo varias oportunidades para adelantarse en el marcador mientras que el equipo rival se limitaba a defender. El primer gol llegó en un error defensivo por parte del Rijeka que hizo que Iago Aspas batiera la portería rival y anotara en el minuto 25.

En el minuto 37, José Antonio Reyes uno de los pilares del Sevilla, tuvo que ser retirado del terreno de juego en camilla tras sufrir una entrada por parte de un jugador del equipo contrario aunque afortunadamente pudo regresar pocos minutos después y se quedó en un susto.

El equipo sevillano seguía buscando el segundo gol pero la primera parte acabó con el marcador 0-1 a su favor.

En el segundo tiempo, el Rijeka salió al campo con todo y tras un error de Kolodziejczak logró el empate. Kolodziejczak hizo una falta sobre Kramaric que provocó que el colegiado pitara penalti a favor de los croatas y sacara la roja directa al defensa que no acaba de acostumbrarse a jugar como central en el Sevilla. El penalti lo supo aprovechar el que es la estrella del Rijeka y anotó el primer tanto para su equipo.

El Sevilla se quedó con diez jugadores y Emery vio cómo su equipo cada vez perdía más protagonismo hasta que Kvrzic aprovechó y batió la portería de Beto, dándole la vuelta al marcado  sumando el segundo gol en el minuto 67.

El equipo sevillista lo tenía todo en contra y por más que lo intentaba no recuperaban el protagonismo de la primera parte hasta que en el descuento, Mbia apareció para conseguir el empate y por lo menos no irse con las manos vacías.

Un resultado que hizo que Emery pudiera irse contento con un punto más y con el que su equipo sigue líder en la clasificación.