Una fortaleza medieval forjada en un pasado renacentista

Time to read
3 minutes
Read so far

Una fortaleza medieval forjada en un pasado renacentista

Enero 18, 2015 - 23:52
Posted in:
0 comments

El Castillo de Sabiote, remodelado en el Renacimiento, es el enclave principal en las nuevas Fiestas Medievales 

Un grupo de niños se fotografía durante una visita al Castillo de Sabiote / Foto José Luis Mota González

Frío y mucha historia. Estas son las dos palabras que más se repiten al preguntar a los sabioteños sobre su castillo en esta época del año. Levantado sobre una loma, y al borde de la &;muerte&; en muchas ocasiones por su mal estado, la fortaleza de Sabiote se ha convertido en un lugar medieval. 

Pero todo comienza allá por el año 1543, cuando el arquitecto manchego Pedro de Vandelvira llevó a cabo el gran cambio del monumento, convirtiendo lo que había sido hasta ese momento una antigua alcazaba hispano-musulmana, en un palacio renacentista para Francisco de los Cobos, hombre de confianza del rey Carlos V. 

Lo que nadie podía imaginar, es que casi 500 años después, el Castillo de Sabiote iba a acabar siendo una fortaleza medieval. Uno de los artífices de esta transformación es José Luis Mota González, un profesor de historia e historiador del municipio. "Yo me encargué de traducir el escrito de una visita del comendador de la Orden de Calatrava que se conservaba en los Archivos Históricos Municipal y Nacional para que las fiestas fueran un hecho", señala este joven, que explica que el proceso partió de una iniciativa del Ayuntamiento. 

Sin embargo, hacía falta una tercera parte que era la más importante, la colaboración de la gente. Y así fue. 

Desde el año 2013, el pueblo de Sabiote se vuelca el primer fin de semana del mes de mayo para celebrar unos días especiales en los que pequeños y mayores tienen cabida. Y unas celebraciones así no podían tener un protagonista que no fuera el castillo y sus distintos arcos que formaban en el pasado un cerco amurallado. 

Este recinto amurallado es el fin de un recorrido lleno de emociones y de historia. Las calles del casco antiguo son los lugares escogidos para llevar a cabo las distintas actividades que recrean la época medieval vivida en Sabiote. 

Un trayecto muy sentido

Todo comienza en la puerta del Consistorio donde tiene lugar la recreación de la visita del comendador de la Orden de Calatrava al municipio. "Mando a todos los vecinos, moradores y estantes en esta villa que guarden y observen los dichos días de domingos y fiestas mandados guardar por la Santa Madre Iglesia y vayan a oír la misa", exclama José Martínez durante la recreación de la visita del comendador de la Orden de Calatrava al municipio, ante el silencio de más de 2000 personas que instantes después rompen en aplausos coincidiendo con el arranque del sonido de las cornetas y de los tambores. 

En ese momento se empiezan a escuchar gritos de "¡Viva la Virgen de la Estrella!, ¡Viva la Patrona de Sabiote!", y el comendador, el alcalde y el regidor medieval se suben en sus caballos para procesionar en honor a María Santísima de la Estrella hasta la Iglesia de San Pedro Apóstol. Allí, en la &;Plaza de las Chinas&;, los mercaderes dejan de atender en sus puestos de mercado a los turistas y esperan con ansia la llegada de la comitiva encabezada por el comendador. "Tal y como estamos en España, momentos así son fantásticos para olvidar las penas del día a día", expresa Juan José Gómez, que invita a todo el mundo a venir a Sabiote en mayo, puesto que asegura que son días únicos e irrepetibles. 

Después de paralizar el entorno de la Iglesia a lomos de sus corceles, los principales estandartes de las Fiestas Medievales se dirigen hacia el lugar más destacado por su historia, el castillo. 

En la plaza donde se encuentra la fortaleza se llevan a cabo representaciones teatrales y bailes y danzas a cargo de los numerosos vecinos que reciben a la comitiva que sale del Ayuntamiento. Ahí se reproduce el final de la visita, una visita que se produjo hace cien lustros: 

- Comendador: Señor alcalde, reciba de nuevo la vara de justicia que con tanto honor y gloria etnifica a esta villa de la Orden de caballería de Calatrava y disponga de mandar a todos sus vecinos lo que fuera menester. 

- Alcalde: Sepa vuestras mercedes el agradecimiento eterno de esta noble villa para con la Orden de caballería de Calatrava. Recogemos con nobleza todos y cada uno de sus mandatos para mayor enjundia de nuestra villa. 

Este fue el diálogo que mantuvieron el comendador que visitó Sabiote y el alcalde en aquel momento. El fragmento representa la entrega del bastón de mando del pueblo, un símbolo de poder. Para concluir la celebración, la comitiva y los sabioteños presentes se dirigieron al interior del castillo para llevar a cabo la despedida de los comendadores. 

Puntuación: 
0
Sin votos aún

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es usted o no un visitante humano y para prevenir spam o mensajes basura
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.