Silencio en la calle del Infierno por una feria más inclusiva

0
115

La próxima Feria de Abril de Sevilla contará con una iniciativa pionera en la ciudad. Desde el Ayuntamiento han asegurado que las atracciones ubicadas en la ya tradicional Calle del Infierno permanecerán en silencio durante cuatro horas para uso y disfrute de todas aquellas personas con trastorno del espectro autista. Esta medida nace a raíz de la petición que la Asociación Aspergen -Tea Sevilla propuso a través de una carta al consistorio sevillano, que más adelante publicarían en la web Change.org en la que han obtenido no solo visibilidad, sino también apoyo y solidaridad puesto que hasta el momento suman un total de 80.000 firmas.

La Asociación Aspergen-Tea Sevilla la forman 400 familias con miembros con esta condición neuronal. Familias que se encuentran cansadas de ver como sus hijos no pueden disfrutar de las atracciones de la ciudad o relacionarse con otros niños en la feria porque se agobian y/o se bloquean con el ruido o las luces de las mismas. Hay que recordar que las personas que padecen este tipo de trastornos presentan una extrema sensibilidad ante las luces, ruidos y sonidos elevados como es el caso de las luces o sirenas de las atracciones. Nuestros niños no soportan esa sobrecarga sensorial que hay allí. La calle del Infierno tiene bien puesto el nombre, es un in infierno sensorial. Entras allí y ya no puedes hablar , explica Rafael Jorreto, presidente de esta asociacón.

De este modo, el Ayuntamiento no se hizo de rogar y durante una reunión mantenida entre el delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera y el presidente de citada asociación, Cabrera ha confirmado que desde el consistorio llevarán a cabo dicha medida asegurando que es una iniciativa única en España. Queremos que esta fiesta sea más accesible y que las familias con niños y adultos con este tipo de trastornos puedan acudir durante un día a disfrutar de las atracciones con total tranquilidad para hacer de la feria una fiesta inclusiva. Medida que no podría darse sin el apoyo directo de la Asociación de Empresarios Feriantes de Andalucía, Ceuta y Melilla.

Si bien es cierto, José Miguel Saucedo, psicólogo sevillano, asegura en exclusiva a este diario que duda en cierta medida de la efectividad de dicha iniciativa, al explicar que estos niños son muy sensibles emocionalmente, lo que le lleva a pensar que las personas en el espectro autista serían incapaces de canalizar la adrenalina que les generen las atracciones, mostrando ante este estímulo una conducta de huída. Aun así, es consciente de que se trata de una iniciativa maravillosa para la inclusión y está convencido de que si esta asociación promueve esta idea es porque de alguna manera será posible llevarla a cabo. "Las personas en el espectro autista cuando se exponen a situaciones novedosas fuera de su rutina diaria suelen sufrir mucho estrés, además aquellos contextos sobre los que no tienen el control y puedan suponer algún tipo de peligro para sí mismos, serán potencialmente más estresantes; capaces de desencadenar episodios de angustia y conductas autolesivas o de huída." "No sé hasta qué punto van a poder disfrutar de la iniciativa, es un tema complicado pero también depende del grado de afección del trastorno",  añade José Miguel.

A esta iniciativa, también hay que sumarle la instalación de una atracción destinada a personas con mobilidad reducida. Una noria de 30 metros y 24 cabinas, completamente accesible que se estrenará por primera vez en la próxima Feria de Abril. Ahora solo queda esperar directrices desde el consistorio para saber el día y la hora en que se llevarán a cabo dichas iniciativas  para el uso y disfrute de todos los visitantes.