OPINIÓN: Incrédulo con La Liga y sus horarios

Una vez más La Liga y su máximo dirigente Javier Tebas vuelven a hacer de las suyas y en este artículo de opinión quiero expresar mi enfado con este organismo, que siempre perjudica a los mismos. Claro está que el perjudicado es siempre el que viste de verdiblanco, cuyo peso en La Liga es mínimo o inexistente.

Tras jugar lunes y viernes de una misma semana el Betis de Setién se enfrenta al parón más largo (17 días), lo que supone una pérdida de ritmo de competición mayúsculo. Es por ello que el conjunto heliopolitano buscará jugar un amistoso. Pero más allá de esta injusta situación, tras regresar del parón liguero el Betis deberá jugar dos partidos en 72 horas. ¿Estamos locos? 

Se vuelve a demostrar que a Tebas le dan igual los equipos. A él solo le importan los billetes. El Betis jugará el lunes 18 contra el Málaga y el jueves 21 contra el Athletic de Bilbao. Los vascos tendrán cuatro días para preparar el choque; mientras que Setién dispondrá de dos, en los cuales apenas podrá introducir carga de trabajo por la cercanía de ambos choques. El fútbol se nos está yendo de las manos.

Aun sin conocer los horarios de las jornadas 14 y 15 (los partidos contra Málaga y Bilbao corresponden a las 16 y 17, respectivamente) el Betis habrá jugado a día 21 de diciembre ocho jornadas entre semana, que probablemente sean 9 sumándoles el partido con Las Palmas (J.14) ya que viendo el panorama caerá en lunes o viernes. ¿Nadie piensa en los 50.000 abonados del Betis que trabajan o estudian y no pueden hacer uso de algo que han pagado con mucho esfuerzo?

Está claro que si es alguien quien piensa en ellos, Tebas no es. Pero el señor don dinero manda en la cabeza de Tebas, a quien le importa cero o nada lo que le convenga al aficionado de a pié. 

Para concluir me gustaría dirigirme al señor Tebas para decirle que son estos aficionados de a pié quienes mantienen este fútbol en ruinas y quienes le pagan a él porque sin aficionados, no hay fútbol, y sin fútbol, no hay Tebas.