No lograréis que Australia sea vuestro hogar’, la agresiva campaña contra la inmigración ilegal

0
221

El Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras ha elaborado una extensa campaña traducida a 17 idiomas dirigida a inmigrantes ya residentes para que alerten a sus familiares y amigos de la imposibilidad de acceder al territorio australiano. En el cartel que reza dicha campaña se puede leer: "De ningún modo. No lograréis que Australia sea vuestro hogar" ( No way. You will not make Australia home), además aclaran que "el Gobierno de Australia ha aprobado leyes más duras contra la inmigración de la historia".

El mensaje, traducido en distintas lenguas: albanés, árabe, bahasa, bengalí, dari, farsi, hindi, kurdo, nepalí, cingalés, somalí, pashtún, tamil, rohingya, urdu o vietnamita, se encuentra dentro de una imagen donde se muestra un mar bravo con una pequeña embarcación, parecida a la que uelen usar los inmigrantes que llegan a Australia a través del mar.

Bajo la tentativa de "detener los barcos, evitar que la gente arriesgue sus vidas en e mar y preservar la  integridad del programa de inmigración de Australia" se enmarca la campañaconocida como 'Operación Fronteras Soberanas', según se señala en la propia página web del Servicio de Aduanas.

No exentos de polémica afirman que losque leguen por esta vía de forma ilegal serán enviados a otr país para ser procesadosy develtos, no permaneciendde ningún modo en suelo australiano durante el mism trámite. Además, adviertes que "las normas se aplican a todo el mundo: familias, niños, menores no acompañados, personas educadas y capacitadas. No hay excepciones".El Gobierno defiende esta postura y asegura que "no cambiará". No habrá excepciones.

Pero el asunto va mucho más allá y se advierte de las posibls "mentiras" que los traficantes pueden hacer por el camino, "estos criminales robarán vuestro dinero y pondrán vuestra vida y las vidas de vuestras familias en peligro para nada" y asegura que los que se atrevan corren con el riesgo de perderlo todo, "incluida vuestra vida y las vidas de vuestra familia, si venís a Australia en barco sin un visado".

El primer ministro australiano, Tony Abbott, no duda de la eficacia de la campaña y que con estas medidas se conseguirá disminuir, o inclus frenar, la llegada de embarcaciones con personas ilegales hasta sus costas.