Medicina musical para los sentidos

Time to read
3 minutes
Read so far

Medicina musical para los sentidos

Enero 24, 2018 - 12:48
Posted in:
0 comments

Numerosos estudios científicos avalan los beneficios de la música para la salud

Imagen: Pixabay.com

Emociona, transmite, revoluciona. Esos atributos son los que rodean al símbolo más universal de todos, el que sin decir nada y transmitir todo es capaz de unir culturas y sentimientos al compás de una melodía. Esto es la música.

Cuando se desencadena la secuencia de notas musicales que componen una melodía, el ser humano siente cada matiz, cada variación que le hace saber si lo que está escuchando le produce alegría, tristeza, si le motiva a realizar alguna actividad o logro personal, si le trae recuerdos de niñez o simplemente no le causa ninguna emoción. En realidad, es el cerebro el que determina todo ello ya que clasifica las emociones en dos grandes grupos según la valencia (positiva o negativa) y la intensidad (alta o baja).

Escuchar música provoca un cambio fisiológico en las personas, algo que está inducido por la segregación de la dopamina, un neurotransmisor relacionado con la sensación de placer, movimiento, motivación o estado de ánimo. Cuando el cerebro humano intenta predecir las diferentes notas musicales que se van sucediendo y acierta con su predicción, se produce una sensación extra de placer provocada por una “explosión” de dopamina. Esto conlleva reacciones en el cuerpo humano, que pueden tener distintos efectos.

Se pueden llegar a producir diferentes reacciones fisiológicas, que según afirma Isabel González Bernal en su estudio Cómo influye la música en los estados de ánimos, enseña a las personas a conocer y organizar los sonidos. Los efectos fisiológicos que se pueden desencadenar cuando una persona escucha música son muy variados, como por ejemplo, la alteración del pulso, del ritmo cardíaco, cambios de presión en la sangre, aumentos de actividad muscular o incluso alguna respuesta reflejada en la piel como puede ser la comúnmente conocida "piel de gallina".

Aparte se pueden desarrollar efectos psicológicos e intelectuales que puede producir que se aumente la energía de las personas o que se estimulen todo tipo de emociones, y ayuda a desarrollar una mejor capacidad de atención, lo que conlleva a una mejora de la inteligencia respectivamente. La mejora de la capacidad intelectual por el hecho de escuchar música se denomina el Efecto Mozart.

Otro de los factores principales es la propia tonalidad musical. Según la tonalidad que se utilice en una melodía o canción, las personas desarrollarán diferentes tipos de emociones. Las tonalidades mayores o consonantes son las que se asocian a la alegría, la euforia, tranquilidad y calma y todo ello se debe a que los sonidos consonantes no son rechazados por los oídos y por ende, no es rechazado por el cerebro. Por otro lado se encuentran las tonalidades menores o disonantes que son las que producen tristeza, miedo y angustia principalmente. Por el contrario de los anteriores, estos sonidos son rechazados por el oído y por ello el cerebro los percibe de una forma negativa.

La música provoca estímulos en las personas como ningún otro factor externo puede conseguir pues transmite información visual, auditiva y motora al cerebro humano. Es por ello que su uso se extiende al cuidado terapéutico de diversos síndromes y enfermedades ya que es capaz de estimular conexiones neuronales alteradas. Según la World Federation of Music Therapy (WFMT), la musicoterapia es el proceso diseñado para facilitar y promover la comunicación, el aprendizaje, la movilización, la expresión la organización u otros objetivos terapéuticos relevantes, con el fin de lograr cambios y satisfacer necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas. De esta manera, el estímulo musical consigue mejorar la salud física y psicológica de muchos pacientes con enfermedades o síndromes tales como: depresión, demencia, estrés, ansiedad, autismo, daño cerebral, esquizofrenia, etc.

El estímulo musical es una medicina emocional que altera cada uno de los cinco sentidos y provoca reacciones asombrosas en el cuerpo humano. Es por ello que la música es centro de numerosos estudios científicos que buscan desentrañar las propiedades terapéuticas que una simple melodía puede transmitir al ser humano.

 

Puntuación: 
0
Sin votos aún

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es usted o no un visitante humano y para prevenir spam o mensajes basura
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.