La leyenda continúa con Mick Schumacher

0
31

Mick Schumacher pisa fuerte como su padre y estará la próxima campaña compitiendo en Fórmula 2, conocida como la antesala de la gran competición mundial. El joven de 19 años quiere seguir los pasos del hito del motor, y ya está a solo un escalón de luchar donde el piloto alemán se convirtió en una estrella y pasó a la historia. Era esta misma mañana cuando anunciaba que correrá de la mano con el equipo Prema

El actual campeón de Fórmula 3 batió a Ticktum para hacerse con un nuevo título. Y lo hizo con ocho victorias, siete poles y catorce podios. Cabe destacar que los tres primeros clasificados de la competición en la que estará el próximo año 2019, pasarán automáticamente al Mundial de Fórmula 1 donde todo es posible. El joven quiere dejar huella y por ello confirmó: tengo ganas de disputar la próxima temporada con Prema en Fórmula 2, un paso lógico en mi trayectoria deportiva desde mi punto de vista, porque quiero seguir mejorando mi experencia técnica y mis habilidades para conducir.

Según Marca su futuro director de equipo, Rene Rosin ha querido darle la bienvenida asegurando: Estamos orgullosos de dar la bienvenida a Mick a nuestra operación de la Fórmula 1 para el año que viene. Es un corredor talentoso y dedicado. Trabajar con él es un placer y no podemos esperar para comenzar esta aventura juntos. Por esa escudería pasaron grandes pilotos que consiguieron varios títulos como Pierre Gasly de Toro Rosso, o Charles Lecler de Alfa Romeo Team.

El que fuera el fiel acompañante de su padre a todas las carreras es hoy un piloto que apunta alto para estar entre lo más grandes del mundo. El único hijo del llamado Kaiser comenzó en este bonito deporte de las cuatro ruedas en 2008, donde quiso guardar su anonimato bajo el nombre de Mick Betsch (apellido de su madre).

Fue en 2017 cuando ingresó en la tercera categoría de la FIA, donde acabó duodécimo y con solo un podio. Pero no fue hasta la pasada campaña cuando comenzó a triunfar, primero en el circuito de Spa, después en Silverstone y luego en Misano.

Aunque el piloto nació en Suiza, sus raíces lo llevan hasta Alemania. Y sí, se puede decir que lleva el motor en las venas, teniendo de referencia tanto a su padre Michael Schumacher como a su tío expiloto también de Fórmula 1, Ralf Schumacher.