La historia del MV Doña Paz

0
63

105 años desde la tragedia real y 20 años desde la adaptación cinematográfica. El naufragio del Titanic no ha sido el más catastrófico, pero sí el más sonado y el que tuvo mayor repercusión durante todo el siglo XX. El hundimiento más famoso del mundo se cobró 1513 vidas entre pasajeros y tripulantes. No obstante, una catástrofe marítima que acabó con más de 4000 víctimas mortales está a punto de cumplir 30 años y no es tan conocida como la del gigante británico: el MV Doña Paz.
Conocido como el "Titanic asiático", Doña Paz era un ferry construido en Japón que pertenecía a una empresa filipina y recorría, desde los años ochenta, la ruta Manila-Tacloban-Calbalogan-Manila. De manera parecida a la tragedia del Titanic, el momento en el que se produjo la catástrofe muchas personas tardaron demasiado en enterarse. Aunque había 1538 pasajeros registrados, investigaciones posteriores revelaron que había más de 4000 personas a bordo, provocando una sobrecarga corroborada por los supervivientes, que hablaban de que incluso los pasillos estaban atestados de personas. Aludia Bacsal, una de las pocas supervivientes, relataba que "había demasiada gente. Los pasajeros no podían dormir porque no había espacio para tumbarse".
El 20 de diciembre de 1987, el ferry hacía su ruta habitual. Sin embargo, esta vez, superaba el aforo máximo, tenía poca vigilancia y carecía de radio, factores que agravaron la tragedia.
A las 22:00 de la noche, Doña Paz chocó con un pequeño petrolero, el MV Vector, que tampoco llevaba radio. El golpe, sumado a que el petrolero iba lleno de gasolina y keroseno, provocó un estallido que terminó de despertar a los pasajeros que no reaccionaron ante el choque inicial. Una bola de fuego engulló a ambos barcos. Los pasajeros del Doña Paz, desinformados y apretados, no pudieron escapar de las llamas y murieron, en su mayoría, calcinados en el interior. Las personas que saltaron al agua tratando de escapar del fuego se encontraron con más llamas, incansables gracias al combustible del petrolero. Tal fue la magnitud de la explosión que fue vista por un ferry a unos 13 km del siniestro.
Solo sobrevivieron 26 personas, 24 de ellas del Doña Paz, y todas ellas con quemaduras graves. Las semanas siguientes, cadáveres calcinados y mutilados fueron llegando a las costas más cercanas. En total, solo se recuperaron 275 cuerpos.
Las investigaciones apuntaron como principal culpable a la empresa, que permitió que se cometieran gran parte de las negligencias. Sin embargo, las penas cayeron sobre los dueños del petrolero MV Vector: el hecho de que ninguno de los dos barcos se apartase cuando estaban a pocos metros de la colisión sigue siendo un misterio.
En 2009, National Geographic hizo más conocido este caso a través de un documental, donde se llamó por primera vez a esta catástrofe el "Titanic asiático". Sin embargo, a pocos días de que se cumpla su 30 aniversario, la opinión pública tiene mucho más presente al mítico Titanic, y muchos no conocen el caso del Doña Paz. Aunque el ferry no fuese europeo o americano, sin duda, fue una tragedia de la que no se habla tanto como merece a pesar del impacto que provocó en Filipinas en su día.

Documental de National Geographic (Solo en inglés)