La Coruña entre mariscos, tortillas y tequeños

0
33

¿Estás pensando viajar a Galicia? ¿Eres de los que, aun con el estómago lleno, siempre puedes comer un poco más? En ese caso, toma nota de los platos a los que seguro no podrás renunciar a lo largo de tu viaje.

El marisco encabeza el ranquin de platos típicos en La Coruña. Los camarones, las nécoras, los percebes y las cigalas destacan por su venta a diario en los mercados y plazas de la ciudad, aunque ésta se incrementa considerablemente durante los fines de semana.

Cada día, a excepción del lunes que permanece cerrada, entre treinta y cuarenta personas desfilan por la pescadería de María del Carmen Carballo, en la plaza de Santa Lucía, y también por la de la plaza de Lugo, dispuestas a adquirir todo tipo de mariscos. 

“La crisis influye pero aquí somos muy estables”, responde Carballo al ser cuestionada sobre una posible disminución en la venta del género. Sin embargo, esta pescadera reconoce que “hay épocas más fuertes que otras, como los meses de octubre, noviembre y diciembre». 

En relación a los precios, afirma que “barato no hay nada” ya que, en el caso del percebe, éste puede oscilar entre los treinta y los cien euros en función de distintos factores centrados en buenas o malas mareas, la calidad del marisco o el tiempo, determinante en la cantidad de productos que se comercializa en la Loja del pescado de La Coruña. En cualquier caso, María del Carmen sentencia que “el precio lo ponemos nosotros”.

El pulpo a la gallega o también conocido como pulpo a feira, ambos diferenciados en que el segundo se acompaña de patatas tiernas o cachelos, es para otros la mejor opción en cuanto a gastronomía gallega. Estos moluscos, hervidos y cocinados con sal gorda, aceite de oliva y pimentón, son característicos de la mayoría de bares y restaurantes de la ciudad en cualquier época del año. 

A Pulpeira de Melide, situada en la Plaza de España, o la pulpería de O`Fiuza, en la avenida de Navarra, se configuran como dos de las principales de la ciudad donde se ofrece pulpo de calidad, un plato que casa a la perfección con los conocidos pimientos de padrón, también de amplia demanda junto con parrochas y mejillones, en O Portiño.

Para el tapeo la ciudad ofrece una amplia variedad de pinchos especiales según el establecimiento. El bar del centro, uno de los muchos locales que conforman la calle de La Barrera, destaca por su receta de raxo con patatas, un clásico en la cocina gallega. O remo, localizado en El Parrote, despunta por su tortilla casera mientras que La bombilla, en la calle La Galera, ofrece croquetas gigantes, pinchos de chorizo y carne asada.

El tequeño se mantiene como un producto estrella entre los coruñeses en cuanto a comida rápida. Su masa, elaborada con harina, aceite, leche, huevo, azúcar, sal y levadura, se rellena de todo tipo de productos, desde queso (el más tradicional) hasta chorizo, jamón o bacon. 

Esta especialidad gallega, que se puede degustar en distintos bares de la ciudad, predomina en El Tequeño, situado en la Plaza de María Pita y en la cervecería A Cervexa, en Cuatro Caminos. Ésta última supone además una buena oportunidad para acompañar el plato con una jarra de la reina de las cervezas de la región, la Estrella Galicia

La cerveza gallega, con una producción de 173, 4 millones de litros en 2014, mantiene el liderato de ventas en la comunidad. Además, la compañía Hijos de Rivera obtuvo a finales de este mismo año su cifra record en cuanto a facturación, concretamente la cantidad de 279,9 millones de euros.

En cuanto a cultura gallega, la producción de cerámica adquiere una gran relevancia. Las joyas de porcelana, las vajillas y las figuras de Sagradelos, rematados a mano, son característicos de la capital. 

La Torre de Hércules, con el faro más antiguo del mundo aún en funcionamiento y el Monte de San Pedro, que ofrece las mejores vistas de la ciudad gallega, son dos de los paisajes de obligada visita para el turista. Lugares donde respirar, además de cultura y belleza, aire fresco.

EtiquetasVIAJE