España se cobra su deuda con la Historia

La selección española se ha cobrado su deuda con la historia tras ganar 29-23 a Suecia. España. Ha llegado a esta tarde de Domingo, sabedora de que tenía una “Cita” importantísima con la historia, ganar el primer EHF Euro, tras haber perdido 4 finales, la última hace dos años.

La tarde era perfecta, la venganza contra los Suecos por dejarnos sin Juegos Olímpicos, la sensación de que por fin iban a ganar el europeo, la sensación de que esta vez, por fin, no se podía escapar. Delante del objetivo se plantaba el todopoderoso muro sueco, capaz de tumbar a la “Maquinaria Danesa de Mikkel Hansen”.

España llegaba como favorito tras ganar a Francia en semifinales, pero los “Hispanos” rehusaban de colgarse el cartel de favorito. El partido ha comenzado igualado, una sucesión de golpes de Tú a Tú, que ha terminado con ventaja sueca al descanso, lo que hacía pensar que la final se volvía a escapar.

Con el comienzo de la segunda parte todo cambió. Jordi Rivera ha “arrancando la apisonadora” y España se ha dedicado a arrollar a Suecia. De la mano de Alex Dujshebaev (escogido posteriormente MVP de la final), del capitán Raul Entrerrios y del gran Arpad Sterbik, España se ha puesto a remontar, neutralizando a los suecos que se han dedicado, sin saber cómo reaccionar, a ver pasar el vendaval.

En esta final, el maleficio se acabo. El pitido final dió paso a la fiesta, al desenfreno. La sensación de liberación y de alegría de todos y cada uno de los jugadores. Esta generación ojalá siga dando muchas alegrías, porque tras ser campeones del Mundo en 2013 y, ahora, de Europa en 2018, buscará en Tokio el título que les falta, la medalla de oro olímpica.

Tras los protocolos habituales, España subió al podio, se bañó en Oro, y cerró el capítulo donde se ha escrito que la historia y el balonmano, les pagó lo que les debía.

EtiquetasDeportes