En una agresión mutua el hombre ejerce violencia de género según el TS

0
114

El Tribunal Supremo ha tomado la decisión de condenar por violencia machista a un hombre que se peleó con su pareja. La mujer le propició un puñetazo en el transcurso de la discusión, y el hombre le devolvió un tortazo. Al no haber denuncia por ninguna de las dos partes, el juez de lo Penal de Zaragoza absuelve a ambos; el fiscal recurrió la sentencia a la Audiencia Provincial, que dio la razón al juez, por lo que pasó a recurrir al TS. En el Tribunal Supremo, 10 de los 14 jueces que formaron parte, apoyaron todos los puntos del fiscal: "no existe base ni argumento legal para degradar a un delito leve una agresión mutua entre hombre y mujer que sean pareja o ex pareja, ya que no es preciso acreditar una específica intención machista debido a que cuando el hombre agrede a la mujer ya es por sí mismo un acto de violencia de género con connotaciones de poder y machismo".

Según el TS, la mujer debe ser condenada únicamente por violencia doméstica, delito que conlleva de 3 meses a 1 año de cárcel en nivel básico. Alega que si la mujer agrede y pasa a ser sujeto activo del delito, la conducta agresora del hombre no puede degradarse por convertirse en víctima. Por ello se entiende que el varón no puede beneficiarse si su agresión es contestada con otra agresión de la víctima.

Dicha sentencia es de gran trascendencia, ya que a partir de ahora no será necesario probar intencionalidad de dominio o superioridad por parte del hombre hacia la mujer, y así poder acreditar el agravante de violencia de género, delito que, en el caso de existir agresión, puede conllevar penas de más de 2 años de cárcel.

 

EtiquetasActualidad