Empápate de salud practicando natación

0
83

La natación es uno de los deportes que la mayoría de personas independientemente de su edad puede practicar, ya que dentro del agua se tiene un bajo impacto sobre las diferentes partes de nuestro cuerpo, reduciendo la tensión de las articulaciones y los huesos. Esta actividad puede ser practicada de muchas formas diferentes y adaptarse a lo que nosotros necesitamos.


Aunque la natación es un deporte que requiere un perfeccionamiento de la técnica, para poder medir mejor tus fuerzas ya que así eres más eficiente en el agua, resulta más fácil de aprender que otros debido a la ausencia de impactos que es lo que hace que se dañen las articulaciones. En este ámbito la técnica no es muy necesaria, pero si un nivel mínimo que evite que la natación sea lesiva. Es importante tener en cuenta algunas pautas a la hora de meterse en el agua que permitirán conseguir un mayor rendimiento físico y conseguir soltura para poder evitar lesiones que dañen nuestro cuerpo. Para conocerlas, contamos con un nadador fondista de categoría absoluta del año 95, Agustín Rodríguez de la Milla González, jerezano de tan solo 20 años que nos cuenta como la natación le ha ayudado en todos los ámbitos de su vida. Según el deportista profesional lo importante a la hora de meterse en el agua es que es necesario perseguir un fin, ya que la natación es un deporte que si no se tiene algún incentivo puede resultar aburrido.


José Antonio Romacho, actual director técnico del D.C H2O El Ejido en Almería recomienda como entrenador de natación a nivel de competición profesional que siempre se debe realizar una actividad muscular previa a la entrada al agua, generalmente unos diez minutos. El objetivo principal de estos ejercicios es preparar el organismo para la práctica de una actividad exigente posterior.


Además de aumentar las pulsaciones y preparar de forma general al organismo, el objetivo fundamental dentro de una natación de competición, es una activación muscular y neuromuscular. Para ello se realiza distintas rutinas de ejercicios que pretenden que impliquen la mayor parte de musculaturas posibles, introduciendo la inestabilidad para producir una mayor activación generalmente de la zona de CORE. En cambio, si el entrenamiento es desde un punto de vista de natación como deporte saludable y de ocio, podríamos realizar sesiones de agua menos exigentes, hacer ejercicios de movilidad articular general y realizar más calentamiento dentro el agua.

Aquí pueden ver algunos de los beneficios que tiene la natación.

EtiquetasSalud