El Reino Unido sale de la Unión Europea

0
61

El Reino Unido ya se encuentra fuera de la UE. Los 27 líderes de la Unión Europea han aprobado el acuerdo con el que se pone fin a los más de 45 años de alianza con Europa. Todavía se debe de aprobar en sus respectivos parlamentos y conseguir el apoyo de los diputados, así como la declaración política que establece las medidas en los que se regularían las relaciones entre Londres y Bruselas.

El presidente del Consejo Europeo (el órgano que representa el nivel más elevado de la cooperación política entre países), Donald Tusk, ha escrito en su cuenta de Twitter "Los Veintisiete han respaldado el acuerdo de retirada y la declaración política sobre las futuras relaciones entre la Unión Europea y Reino Unido".

El presidente de la Comisión Europea (órgano que se encarga de velar por los intereses generales de la UE), Jean-Claude Juncker en declaraciones a los medios antes de la reunión expresando su malestar "es un momento trágico, una tragedia". El ánimo que reflejaban las declaraciones de los líderes no eran precisamente de alegría, sino más bien de resignación ante la consumación del doloroso divorcio.

Todos los líderes han trasladado el esfuerzo que se ha dedicado a que el acuerdo alcanzado entre Bruselas y Londres es el "mejor y el único aceptable para ambas partes" y con el argumento de la primera ministra británica Theresa May de que este pacto "protege la integridad" del país. A la `premier´ le toca ahora defender el texto en el Parlamento Británico y así poder conseguir los sustentos necesarios para la aprobación lo cual se presupone que será complicado al no contar con los suficientes apoyos en las cámaras de los lores y de los comunes. Al menos 90 parlamentarios conservadores, entre euroescépticos y proeuropeos, ya han dicho que rechazarán un acuerdo que "deja a Reino Unido en peor situación que la actual", como reconoció el propio Boris Johnson, exministro de Exteriores y adversario político de May. En un comunicado el líder del partido laborista Jeremy Corbins, ha manifestado su rechazo a este pacto que lo considera "un miserable fracaso que nos deja con lo peor de ambos mundos".

El acuerdo de retirada también debe de ser ratificado por la Unión Europea y según palabras de Antonio Tajani, su actual presidente "la votación será en febrero o marzo del año 2019".

España también ha entrado en juego en este rocambolesco rompecabezas a través de los acuerdos con Gibraltar. Días antes de la celebración de la reunión del domingo, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, mantenía la amenaza de veto del Brexit tras no tener garantías suficientes sobre futura relación del Peñón con la UE. "Las garantías no son suficientes y, por tanto, España mantiene el veto al acuerdo del Brexit" declaraba Sánchez. Un día después y, a través de arduas negociaciones, se ha producido el acuerdo sobre Gibraltar levantando así el veto para así lograr la unanimidad de los países miembros ante un "asunto tan importante". Según ha declarado el presidente, en el Palacio de la Moncloa en una rueda de prensa ha asumido que "una vez que la retirada del Reino Unido se produzca de la UE, la relación política, jurídica y hasta incluso geográfica pasarán por España".

Todo esto no ha salido gratis, la cuenta ha salido por más de 50.000 millones de dólares que los británicos tendrán que pagar, aparte de la aclaración de los derechos de los ciudadanos y una solución para mantener abierta la frontera con Irlanda del Norte, en el caos de que se produzca una paralización de la condiciones comerciales. Estos factores harán que se siga demorando en tiempo y forma todo este embrollo que hará de Reino Unido un país independiente en un futuro no muy lejano.

EtiquetasActualidad