El particular barrio de Efecto Pasillo

Time to read
8 minutes
Read so far

El particular barrio de Efecto Pasillo

Noviembre 13, 2017 - 13:54
Posted in:
0 comments

Iván Torres, vocalista del grupo, presenta su nueva gira "Barrio Las Banderas"

Gira "Barrio Las Banderas"

En una entrevista a EUSA News, el cantante hace balance de la trayectoria del grupo y da todos los detalles de su nuevo disco y la gira de conciertos.

 

Este año cumplís 10 años en la industria musical, ¿qué balance hacéis?

Pues mira, la verdad es que por lo pronto, balance muy muy positivo, la verdad… Una banda que sale de gran canaria con muchos sueños y muchas expectativas, y vamos viviendo todo lo que vamos viviendo, vamos haciendo canciones...Cuando llevamos juntos 5 años surge “Pan y mantequilla”, que fue la canción que rompió todas las expectativas y nos dio a conocer al gran público. Después nos empezamos a afianzar con “No importa que llueva”, y bueno, después llega un tercer álbum, como es el “Tiembla Tierra”, con “Cuando me siento bien”, con otras canciones y bueno, la verdad es que han sido 10 años muy intensos, especialmente desde el 2012, que salió “Pan y mantequilla”, pero antes eran muy intensos también. Entonces, el balance que hago es muy positivo,porque hemos aprendido muchísimo, nos hemos mantenido juntos, que eso es casi casi una de las asignaturas más duras de las bandas, permanecer juntos y con un objetivo claro en la cabeza. Y seguimos para arriba y hay que seguir disfrutando.

Como bien habéis dicho, creéis haber marcado la diferencia con este nuevo proyecto, ¿cómo conseguís huir siempre de los estereotipos?

Bueno, no es fácil, sobretodo cuando tienes un éxito como “Pan y mantequilla”, “No importa que llueva”... En nuestro caso, hemos tomado una serie de decisiones que  al final, cuando la radio lidera tu promoción, como es el caso nuestro, que las radios son tan fuertes con nuestra promoción, la gente conoce principalmente los singles, entonces te encasillan, porque muchísima gente lo único que escucha es lo que sale en la radio y no se animan a escuchar el resto del disco. Desde el principio nosotros hemos buscado siempre sonidos diferentes, aunque mucha gente piense que siempre hacemos cosas muy parecidas. Yo les invito a que escuchen los discos enteros, porque hay canciones muy muy diferentes unas de otras, desde el primer disco hasta este último “Barrio las Banderas”. En este caso, en “Barrio las Banderas” empezamos con “Carita de buena”, que es la que más recuerda a lo anterior, pero el próximo single que será “Salvajes e Irracionales” no tiene nada que ver con “Carita de buena” ni con ningún otro tema. Nosotros siempre hemos querido hacer cosas muy variadas, y así romper un poco con encasillarse.

¿Qué os ha inspirado para este nuevo disco?

Las canciones hablan de los temas universales, hemos buscado mejores métricas, mejores rimas y ritmos diferentes, pero los temas siguen siendo temas universales, se habla del amor desde un punto de vista muy cómico, por ejemplo, el amor hacia una persona a la que describo en “Mi fortuna” como una chica con orejas de elefante, más fuerte que un mamut, con sus piernitas de bambú...y todo eso no viene a decir más que te quiero como eres. Hay canciones que hablan de desamor, hay canciones que hablan de una persona que quiere a otra y la otra le da largas, como en “Carita de buena”, y después hay canciones un poco más místicas, como “Debajo del risco”... La inspiración la buscamos en historias cotidianas, e intentamos darle la vuelta para que sean bailables, para que estén muy bien construidas las canciones.

 

¿Por qué el nombre de “Barrio las Banderas”?

Resulta que “Las Banderas” es una de las canciones del disco, de hecho una de las canciones estandartes por decirlo de alguna manera, es una canción muy fiestera, muy arriba, muy divertida, tiene como rumba, melodías en las que se mete un teclado que parece un ballenato y bueno, es una canción que nos encanta y que nos daba mucho juego para el disco, entonces decidimos llamarlo “Barrio las Banderas” porque de esa manera, cada una de nuestras canciones se convertía en una bandera, y así hacíamos nuestro propio barrio.

Hemos visto una portada muy colorida que nos transmite alegría, unas buenas vibraciones… ¿Era lo que pretendíais?

Lo que pretendíamos con ella era celebrar el disco, celebrar una fiesta en el barrio.

¿Cómo conseguís convivir día a día después de 10 años? Porque es algo realmente complicado, ¿no?

Pues sí, yo creo que la clave es el buen humor sinceramente. Cuando la gente nos pregunta “ustedes no van a estar todo el rato de buen humor”, o “no van a estar todo el rato la vida es totalmente happy”, digo “evidentemente no, somos personas, no somos telettubies (como decía Nau en una entrevista hace un montón de tiempo)”. Pero con buen humor y con respeto, al final nos vamos haciendo y entendiendonos, al final ha cuajado bien y nos llevamos bastante bien. Tenemos nuestros momentos como cualquier persona, como cualquier grupo de personas, pero en general ya te digo, el buen humor, el trabajo y el respeto creo que es la base de nuestra relación.

¿Qué os transmiten todas esas personas que se sienten identificadas con vuestra música?

Hombre, eso es un regalo enorme, porque cuando uno construye, crea una cosa propia, en este caso una canción, y que alguien venga y te diga ya no solo que se sienta identificado con una historia o con algo de la canción, sino que te transmiten que gracias a tus canciones se sienten mejor, o sobrellevan mejor una situación un poco complicada para ellos… Ha venido gente incluso que nos dice “Oye, gracias a las canciones de ustedes tan positivas y tan alegres, mi hijo, mi mujer o mi marido sobrellevan mejor una enfermedad, y le han conseguido sacar sonrisas en momentos en los que ni siquiera yo lo he conseguido” pues mira, que quieres que te diga, yo cambio cualquier premio por ese tipo de comentarios, sinceramente, porque eso te llega al alma. Que me digan eso es un orgullo enorme.

¿Cómo os afecta el jet lag?

¿Del jetlag? Jajaja, pues por lo pronto de Canarias a aquí no nos produce mucho jet lag, pero cuando estuvimos en México, Colombia y Ecuador hace un par de años lo llevábamos fatal. Me acuerdo que nos despertabamos como hormiguitas, uno a uno, poco a poco, y a las 5 a.m. nos encontrábamos en la cocina del apartamento en plan “¿Tú tampoco puedes dormir? Nosotros tampoco podemos dormir” y nada cogíamos las guitarras, que si esto, que si lo otro, y desde las 5 a.m. ya estábamos en planta haciendo música porque claro… Lo que pasa es que cuando llegaban las 5 p.m. ya estabas muerto. Pero nada, bien, bien, ya te contaremos más experiencias el próximo año que seguramente volveremos a latinoamérica y sufriremos gratamente el jetlag, estaremos agradecidísimos de estar allí.

¿Cómo sois recibidos en Sevilla?

Mira, Sevilla es amistad, alegría, luz, elegancia, fiesta, amistad, buen rollo...Lo que me viene a la cabeza así sin pensar demasiado, que es lo que más sale de dentro, es eso. Tengo buenos amigos en Sevilla, y las veces que he ido me han tratado como un rey, nos hemos sentido muys agusto, he estado en la feria de Sevilla.

¿Qué música sueles escuchar?

No sé decirte tipo de música, porque escucho música muy diferente, pero siempre he escuchado mucho rock, como por ejemplo Guns N’ Roses, Metallica… Todos los grupos de rock, pero después me gusta  mucho escuchar cantautores como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Aute, Manolo García… Y bueno, internacionales, ahora estoy escuchando por ejemplo, me estoy empapando del disco de Sam Smith, que me parece brutal, estoy enamoradísimo de una canción que se llama “Pray” que es una locura… Hace unos falsetes y tiene una voz tan penetrante...Brutal.

¿Por qué concierto pagarías una entrada carísima?

Me encantaría ir a un concierto de Bob Marley, no solo por el concierto, sino por vivirlo en la época. También me encantaría ir a un concierto de los Beatles en la época fuerte, eso sería increíble. Estuve en el de Paul Mccartney aquí en el Calderón y estuvo guay, pero no es lo mismo, el ambiente en la época, el fenómeno fan fuerte, el cambio de rumbo que le dieron a la música… Eso tenía que ser increíble.

¿Qué harías si no te dedicases al mundo de la música?

Creo que me dedicaría a la enseñanza o algo relacionado con la comunicación, si fuese más metódico y tuviese más autodisciplina, me gustaría  escribir libros o dedicarme a expresar… Expresar es mi punto flaco, flaco en el sentido de que es mi debilidad. Pero si tuviese que elegir un trabajo, elegiría algún tipo de docencia para niños o algo por el estilo, no sé si maestro u otro tipo de trabajo de ese campo.

¿Te gusta el deporte? ¿Practicas alguno?

Sí, llevo un añito y medio practicando natación, voy dos o tres días a nadar, cuando puedo, cuando estoy en medio de la gira es más complicado porque no en todos sitios hay una piscina en la que me puedan dejar pasar, pero si no puedo nadar, voy a correr o lo que sea. Últimamente también estoy entrenando un poco de boxeo pero vamos, poquita cosa, para ponerme en forma y bueno, siempre me ha gustado el fútbol, lo que pasa es que siempre que lo practico me lesiono, entonces lo dejo apartado.

¿Cómo se fundó Efecto Pasillo?

En el año 2005/2006 yo me vine a estudiar a Madrid y coincidí con Javi, el batería, que no nos conocíamos de antes ni nada, sino que a través de un amigo nos conocimos y entablamos una relación de amistad. Cuando volvimos a Gran Canaria, Javi me llamó y me dijo que quería montar algo, porque él llegó con ganas de tocar y nos juntamos. Él me dijo que quería montar algo serio, de temas propios, que conocía a un guitarrista que era muy bueno pero que estaba loco, y no se equivocaba, Nausete está loco y también es muy bueno. Así fue, el impulsor fue Javi, que quería montar una banda y me llamó a mí, contactó con Nau y más tarde se juntó Arturo, que era amigo de Nau desde hace muchos años.

¿A qué se debe el nombre de Efecto Pasillo?

Nosotros ensayábamos en un local, entonces la puerta del local daba hacia una calle peatonal, y justo enfrente de la puerta había un edificio. En esa calle se montaba mucha corriente porque era un pasillo de aire directamente, entonces teníamos que salir ahí para tomar aire, ventilar el local que se cargaba de estar todo el rato ensayando… Y pues claro, salíamos al pasillo, y con la tontería del pasillo dijimos “Oye, efecto pasillo, efecto pasillo…” Y al final lo dejamos, tampoco nos comimos mucho la cabeza, la verdad jajaja.

 

¿Algún proyecto futuro en mente?

De temas de disco no, porque acabamos de sacarlo el 8 de septiembre, pero los proyectos más inmediatos son nuevo single, presentaremos el videoclip dentro de muy poquito esperamos, y bueno, nosotros siempre tenemos en la cabeza España evidentemente, pero también a Latinoamérica, entonces nos gustaría viajar más veces. El año que viene intentaremos ir en marzo/abril para allá para hacer algo de ruido.

De momento no hay nada grande pensado, aunque sí es verdad que queremos empezar a componer de nuevo en enero para ir preparando lo siguiente con calma, y poco más, ir single a single, al igual que los entrenadores de fútbol van partido a partido, nosotros vamos single a single y queremos hacernos fuertes, hacernos grandes y que la gente nos conozca pero fundamentalmente por el directo. Nos esforzamos mucho, nos gusta estar sobre el escenario, creo que es nuestro fuerte, nos gusta mucho ofrecer un buen directo, estamos mucho tiempo ensayando para eso y bueno, creo que más o menos lo conseguimos, hay días mejores y días peores, pero yo creo que Efecto Pasillo es un grupo de directo.

¿Cómo es un día en la vida del grupo, en Efecto Pasillo?

Depende del día, porque un día donde no tenemos nada que hacer en el sentido de que no tenemos ninguna promo ni concierto ni nada, pues hay días en los que cada uno está a su bola, nos hablamos todos los días evidentemente, porque siempre estamos al tanto de todo, pero pasan dos días sin vernos y ya nos estamos llamando para quedar.

Un día de concierto podría ser, por ejemplo, el día de concierto de Sevilla. Ese día nos recoge la furgoneta en Madrid, a cada uno en su casa, vamos a Sevilla, normalmente directamente al hotel. En el hotel dejamos las cosas, y normalmente si tenemos tiempo para descansar, descansamos, aunque a veces Javi y yo nos vamos a echar una carrerita para desentumecernos de la furgoneta. Después vamos a la prueba de sonido sobre las 19:30/20:00, y tras ello volvemos al hotel. Nos duchamos, nos preparamos y comemos algo, y ya después nos vamos al concierto, comemos algo en el camerino y después hacemos el concierto. Cuando acabamos, firmamos autógrafos, nos sacamos fotos y volvemos al hotel, aunque si nos invitan a una caseta a la feria de Sevilla, nos vamos de fiesta jajaja.

 
Puntuación: 
0
Sin votos aún

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es usted o no un visitante humano y para prevenir spam o mensajes basura
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.