El marisco y su campaña navideña

0
34

La gamba, el langostino, la boca, la pata de cangrejo, la cigala y el carabinero son algunos de los protagonistas de la época del año donde la producción se dispara.

La industria onubense del marisco, reconocida por su gamba blanca, ya está preparándose para afrontar un año más la etapa donde el trabajo a contrarreloj y las horas extras forman parte de la vida diaria de sus trabajadores. Una labor sacrificada para todos: desde el mariscador que lo hace llegar hasta la lonja hasta el transportista que tiene que trasladar la mercancía a cualquier punto de la geografía española, incluso Portugal e Italia.

Los dueños de Distribumar S.L., Andrés Pujazón y Bernardo Pelayo, criados en el ambiente de la mar, han declarado a EUSA NEWS que "sabemos a la perfección cómo se debe trabajar para que todo salga a punto y sus clientes queden satisfechos con el producto exportado desde Huelva". Además, el marisco congelado, lo envían elaborado o cocido a grandes superficies que trabajan cantidades más asequibles para poder ofrecérselas al consumidor. 

IMG-20181121-WA0060

Otra parte de su negocio se destina a la hostelería, sirviendo cada día a restaurantes de toda España. Sin duda, destacan que "esta época del año es la más importante para el negocio", gracias a la cantidad de marisco que se consume. El trabajo de sus trabajadores es imprescindible.

"En estas fechas la actividad se multiplica y hay más personal que durante el resto del año además hay que echar muchas horas extras", explica María Farelo encargada de la sala de elaboración de Distribumar. Los días 24 y 31 de diciembre son claves, ya que han de preparar los pedidos que irán fuera de la provincia además de cocer el marisco que se va a consumir esas noches en los miles de hogares onubenses.

El papel de su personal de administración no pasa desapercibido. El negocio no seguiría adelante si sus empleados no contabilizaran sus ventas y llevaran un recuento exhaustivo de los gastos e ingresos que sufre la empresa onubense. Milagros Romero, mano derecha de sus jefes con los que lleva trabajando más de 20 años ha afirmado que "tengo que echar horas extras en la oficina en estas fechas tan señaladas". "Es un periodo muy complicado para el área de financiación", ha expuesto la responsable de establecer los nexos con los bancos para poder efectuar los pagos y recibir los ingresos de su negocio.

Huelva ha vivido toda la vida del sector pesquero, ganadero y agrícola, puede presumir de su riqueza gastronómica y, además, de que empresas pequeñas como Distribumar ayuden a potenciarla y a aprovechar más aún sus materias primas.