¿Cuánto vale un hijo en China?

Time to read
3 minutes
Read so far

¿Cuánto vale un hijo en China?

Octubre 06, 2015 - 16:39
Posted in:
0 comments

Millones de chinos se reúnen cada fin de semana en La Plaza del Pueblo de Shanghái para intercambiar y "vender" solteros

Foto de padres chinos en La Plaza del Pueblo www.saporedicina.com

"Mujer de treinta y siete años, sesenta y nueve kilos, 1.70 metros, con carrera y ganancias superiores a 7.000 yuanes al mes". Este es solo uno de los millones de perfiles de solteros intercambiados por sus propios progenitores en el mercado de People´s Square (La Plaza del Pueblo) de Shanghái, China. 

El poco tiempo libre con el que cuentan los chinos para encontrar pareja al salir de trabajar o el afán de hacer negocio constituyen algunas de las principales causas que llevan a padres y madres a concentrarse en plena calle cada fin de semana para exponer sus curriculum al público.

Esto se explica debido a que el dinero y la familia conforman los aspectos más preocupantes para los chinos. Las pensiones de jubilación son prácticamente inexistentes en el país por lo que los hijos se enfrentan a una enorme presión en su labor por colaborar en la economía familiar, algo que ya se ha convertido en tradición.

Esta presión se incrementa aun más en el caso de que los descendientes permanezcan solteros pasados los  27 años, un verdadero drama. La Plaza del Pueblo acoge por tanto curriculum de personas insertas en un amplio abanico de edades, desde casi los treinta hasta los setenta años, que acuden por sí mismos en busca del amor.

Las aficiones, gustos o preferencias de los hijos carecen de importancia en un primer momento en el que se prioriza la posesión de vehículos y sus marcas, los estudios o las ganancias de altos salarios. Los bienes materiales de los candidatos son fundamentales para su "venta" dentro de una sociedad clasista y obcecada con el poder.

En cuanto al  intercambio en sí no existen normas. Son los propios comerciantes quienes acuerdan las condiciones en un país en el que el regateo es el principio básico de la mayoría de mercados, negocios, inscripciones en gimnasios o incluso reservas de habitaciones de hotel.

Desde las primeras horas del día, turistas llegados de todas partes del mundo abarrotan el mercado de antigüedades de Fuyou, las pequeñas tiendas de Tianzifang , el jardín Yuyuan o el mercado de imitaciones de la calle Nanjing West con la intención de adquirir todo tipo de artículos empleando este arte del regateo. 

"Este reloj está hecho con un material de muy buena calidad así que no puedo vendértelo por menos de 1.050 yuanes (150 euros)", afirma uno de los "regateadores". Un precio desorbitado con el que tratan de timar a cualquier turista que pase por delante de sus tiendas y al que solo aplicarán una pequeña rebaja en el caso de que el viajero domine el idioma chino.

"Intentan sacarte todo el dinero posible pero el precio que debes pagar es la décima parte del inicial. Nunca debes pagar más", sentencia O. S, comprador habitual en estos mercados.

Los novatos, por su parte, cuentan con herramientas útiles  para combatir los primeros precios o &;asking price&; como Shanghái Fake Market, una aplicación para teléfonos móviles y tabletas que ofrece al usuario todo tipo de indicaciones claves para no ser desplumado al instante.

Quienes se descargan esta aplicación adquieren una lista de precios de los principales artículos en venta; como relojes, gafas, zapatos, carteras, bolsos o bufandas, así como las direcciones de los principales mercados adjuntas a un mapa para mayor comodidad del viajero. 

Shanghái Fake Market incorpora además una sección de consejos para el principiante entre los que recomienda no aceptar nunca el precio de partida además de no dejarse llevar por las emociones porque "los vendedores son expertos actuando". También advierte de que "mientras más tiempo se emplea negociando, más pequeño es el precio que se paga".

Esta aplicación está constituida a partir de la puesta en común de artículos adquiridos por compradores y la media de sus precios y se encuentra abierta a la colaboración de cualquier comprador.

En cuanto al acceso a los mercados, quizás una de las mayores preocupaciones de los turistas, también podrán hacer uso de Explore Shanghai, una aplicación con información sobre las distintas paradas de metro y su localización, y evitar así los eternos atascos de la ciudad. 

Por su parte, Smart Shanghai ofrece localizaciones transcritas al chino para aquellos que opten por el desplazamiento en taxi, de gran utilidad teniendo en cuenta que los conductores no saben leer en otro idioma. El precio se mantiene en 12 yuanes los dos primeros kilómetros, y aumenta 0,10 yuanes progresivamente a mayor distancia.

Tecnologías al servicio del ciudadano que suponen un ahorro asegurado. Y si no, siempre se puede volver al modelo tradicional chino donde negociar, al menos, la media naranja.

 

 

 

Puntuación: 
0
Sin votos aún

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es usted o no un visitante humano y para prevenir spam o mensajes basura
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.