Croacia, el último campeón de la Copa Davis tradicional

0
92

La Copa Davis ha llegado a su fin. El pasado fin de semana se vivió en Lille la última final de la competición, tal y como la conocemos hasta ahora, ya que el próximo año el formato cambiará por completo. La selección de Croacia ha sido la flamante campeona y ha conseguido la segunda Ensaladera de su historia. La primera data de diciembre de 2005 cuando un gran equipo liderado por Ivan Ljubicic y Mario Ancic, que disputaron los cinco puntos de la final, vencieron por 2-3 a Eslovaquia fuera de casa. 13 años después ha sido el equipo formado por Marin Cilic, Borna Coric, Ivan Dodig y Mate Pavic, y capitaneado por Zeljko Krajan, los que han cogido el relevo y vencieron a Francia en una gran final por 1-3. Dos años atrás los croatas se habían quedado con la miel en los labios en la final ante Argentina, ya que estuvieron a un set de alzarse con el título, pero una gran resurrección de Del Potro remontando un 2-0 ante Cilic y la victoria de Del Bonis ante Karlovic le impidieron alzarse con el título.

El 2018 era especial para la competición ya que el campeón iba a ser el último. Muchas selecciones como España, Bélgica, Estados Unidos, Argentina o, la propia Francia, buscaron alzarse con el título, pero fueron los croatas quienes pusieron su nombre en la Ensaladera. Croacia jugó las tres rondas anteriores en casa y en ellas venció a Canadá (3-1), Kazajistán (3-1) y Estados Unidos (3-2), y la final fue la única eliminatoria que disputaron fuera de casa. Francia llegaba con victorias ante Holanda (3-1), Italia (1-3) y España (3-2). El equipo francés se proclamó campeón en el año 2017 y siempre se le ha calificado como el equipo más completo, pero en esta ocasión sus mejores jugadores no llegaban en las mejores condiciones. Gasquet o Monfils no pudieron estar y Tsonga o Pouille legaban cogidos con pinzas.

La final comenzó con un Yannick Noah (capitán francés) dando la sorpresa y poniendo en el primer partido a Jeremy Chardy, en lugar de Lucas Pouille. Zeljko Krajan (capitán croata) nunca ha tenido dudas con su equipo ya que tiene dos muy buenos jugadores en individuales y dos en dobles. En el primer encuentro Borna Coric fue muy superior a Chardy y lo superó por 6-2 7-5 6-4. Francia puso todas sus esperanzas en el gran ídolo local durante muchos años, Jo-Wilfried Tsonga, pero el carismático jugador galo no está atravesando sus mejores momentos en el plano físico y Marin Cilic fue muy superior. El croata venció por 6-3 7-5 6-4 y el viernes dejó la final casi sentenciada con el 2-0 en el marcador. El sábado, Francia recortó distancias en el partido de dobles con la gran victoria de una de las mejores parejas del circuito, Nicolas Mahut y Pierre-Hugues Herbert, ante Mate Pavic e Ivan Dodig (6-4 6-4 3-6 7-6). La gran final se decidió el domingo y, ahí Cilic no falló a su cita. El croata venció a Pouille en tres sets (7-6 6-3 6-3) y conquistó uno de los grandes títulos que le faltaban en su carrera como la Copa Davis.

El próximo año todo cambiará, el formato y la emoción de los equipos jugando como locales. Uno de los puntos fuertes de la competición es la emoción y el sentimiento que le ponen los países a cada una de las eliminatorias, y eso ya no existirá en 2019. El Grupo Kosmos, liderado por el futbolista español Gerard Piqué, se ha hecho con los derechos de la competición y ha creado un formato muy criticado por tenistas del circuito como Djokovic o Federer, aunque apoyados por otros como Nadal, Zverev o Cilic. La nueva competición comenzará en febrero con 12 eliminatorias en una primera ronda que serán: Brasil vs Bélgica, Uzbekistán vs Serbia, Australia vs Bosnia, India vs Italia, Alemania vs Hungría, Suiza vs Rusia, Kazajistán vs Portugal, R.Checa vs Holanda, Colombia vs Suecia, Austria vs Chile, Eslovaquia vs Canadá y China vs Japón. En noviembre se disputará su fase final en Madrid con 18 selecciones. Ya están clasificadas Croacia, España, Francia y Estados Unidos (semifinalistas de este año) y dos invitadas (Argentina y Gran Bretaña).