«Creemos que nos están envenenando»

0
17

Desde hace varios días los habitantes de Coria del Río se quejan de fuertes olores a combustible, gasoil o petróleo que les provoca dificultades para respirar. Muchos de ellos tienen que salir a la calle con mascarillas, cubrir las alcantarillas con alfombras y sellar las puertas y ventanas para evitar que entre los gases.

Decenas de vecinos han acudido al centro de salud con síntomas como cefaleas, picor en la garganta y los ojos. "No podemos seguir así, esto nos está causando problemas de salud a niños y a adultos", explica Celia Romero, una de las afectadas.

La Concejalía de Medio Ambiente ha reconocido que se ha detectado residuos altamente tóxicos en la red de abastecimiento. El Ayuntamiento ha denunciado esta situación y creen que puede venir de un vertido ilegal que afecta al alcantarillado, ya que se ha detectado sustancias volátiles no habituales en residuos domésticos, que se utilizan principalmente como aditivos presentes en combustibles, según informa La Vanguardia. 

Por su parte, la Consejería de Salud ha pedido "tranquilidad", ya que "los síntomas de las personas que han acudido al centro de salud han sido leves". 

Asimismo, cientos de vecinos se concentraron este domingo a las puertas del Ayuntamiento como forma de protesta ante el fuerte olor a hidrocarburo. Según La Vanguardia, Facua ha reclamado este lunes a la Junta y al Ayuntamiento de Coria que investiguen el origen de las emisiones que están provocando el malestar de los ciudadanos.