Consecuencias de las inundaciones en Málaga

Time to read
4 minutes
Read so far

Consecuencias de las inundaciones en Málaga

Octubre 23, 2018 - 13:30
Posted in:
0 comments

La tragedia ha sacudido la provincia de Málaga, concretamente la comarca de Antequera con las lluvias que ha dejado la gota fría: registros históricos y una víctima mortal

Viñeta de Idígoras para el Diario Sur dedicada al bombero fallecido.

Se movilizaron a todos los efectivos disponibles de los diferentes cuerpos locales y provinciales. Las localidades de Ardales, Campillos, Teba y Bobadilla (Antequera)  fueron las más afectadas inundándose total o parcialmente. La mayor tromba de agua registrada que descargó 400 litros por metro cuadrado. El anterior registro data de 1957 con 313 litros.

AEMET avisó alrededor de la media noche de la alerta roja por lluvias intensas en la comarca de Antequera donde se registraron más de 500 incidencias en toda la provincia. El mismo ejército se desplazaba para ayudar a los bomberos y Protección Civil a evacuar viviendas y personas atrapadas en vehículos. Hoy han empezado a evaluar los daños y tras una primera estimación, el Consorcio de Seguros calcula los daños del temporal en 32 millones con más de 5.200 afectados, según ha informado Diario Sur.

Estas lluvias, desgraciadamente, serán difíciles de olvidar por la víctima mortal que deja: José Gil, número uno del Consorcio Provincial de Bomberos por antigüedad. El sábado por la noche, el cuartel Comarcal de Antequera envió un camión con tres efectivos para ayudar a una familia que pidió ayuda porque su casa se estaba inundando en Teba. Su turno había acabado pero al ver la situación, se ofreció como voluntario para ayudar. En el camino el camión volcó a causa de la lluvia y quedó en una cuneta, los dos acompañantes salieron por la ventana para ponerse a salvo encima del camión pero la fuerte corriente del agua no le ayudó a José y lo arrastró. Fue en la carretera entre Campillos y Teba. Daniel Gil, su hermano y también bombero en Córdoba, se desplazó esa misma noche para ayudar a sus compañeros en el rescate pero nunca imaginaría que tendría que gestionar la búsqueda de su hermano que permaneció desaparecido durante 8 horas. Finalmente hallaron el cuerpo sin vida a 7 km de distancia río abajo sobre las 10 de la mañana del domingo.

José Gil de 47 años, casado y padre de dos hijos nacido en Antequera era muy buena persona y bombero por la gran vocación que tenía para ayudar a los demás: “llevaba aquí desde que se fundó el Consorcio provincial de bomberos y antes era un volutario como nosotros” decía un mando del cuerpo y amigo.

El funeral se ha celebrado hoy a las cuatro en la Iglesia del Carmen de Antequera y cómo era de esperar, ha sido multitudinario con la presencia de los principales dirigentes Andaluces: la presidenta de la Junta de Andalucía,Susana Díaz, Juanma Moreno y Juan Marín, candidatos a la presidencia en las próximas elecciones del PP y Ciudadanos. Además de todos los bomberos compañeros y amigos desplazados desde varios puntos. Todas las autoridades antequeranas, amigos, familiares y conocidos que han querido mostrar su dolor y apoyo a la familia del fallecido. Ha sido breve pero intenso por deseo expreso de sus familiares, igual que el sonado aplauso a la salida del féretro llevado a hombros por sus compañeros y amigos.

La localidad más afectada ha sido Campillos: “La situación era dantesca” detallaba el alcalde de Campillos. El Delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, apunta que “ya se está trabajando y empezando a elaborar técnicamente la declaración de zona catastrófica”. En la misma noche del sábado fueron muchas las incidencias: una veintena de jóvenes se tuvo que subir al tejado de la cochera ante la subida del agua, un autobús quedó bloqueado con 66 personas dentro junto con 15 turismos que iban a ser arrastrados por la corriente en la misma carretera donde se prudujo el accidente de los bomberos. Añadiendo a todo esto muchas casas anegadas donde los vecinos lo han perdido todo o casi todo.

La UME (Unidad Militar de Emergencias) desde Madrid, Sevilla y Valencia han desplegado a 85 militares  y 35 vehículos en las zonas afectadas por inundaciones causadas por las fuertes lluvias. Ayer informaron en su cuenta de twitter que ya se se encuentran en Antequera trabajando.

Teba también se ha visto muy afectada. Más de diez personas tuvieron que ser rescatadas de los coches atrapados por el agua, 300 personas no han podido acceder a sus casas ya que todos los accesos están cortadas. Más de ochenta casas están anegadas provocando que diez personas tengan que pasar la noche en depedencias policiales, incluido menores.

En la zona de Bobadilla Estación también se han inundado unas ochenta casas y según fuentes municipales varias familias tuvieron que ser evacuadas de sus casas transportados por Protección Civil y bomberos a la estación de tren donde han pasado la noche, por su seguridad. La ciudad está incomunicada por carretera porque el agua llega a los faros e incluso para los servicios de emergencia es difícil acceder y también por vías ferroviarias ya que los daños son mayores de lo que se había previsto y están cortadas las líneas: Sevilla-Málaga, Málaga-Ronda y Granada-Bobadilla-Algeciras.

La fatídica noche del sábado tuvieron que activar el plan de emergencias donde “todos los efectivos disponibles estaban en la calle”. En la sede de Protección Civil se reunieron:

  • El alcalde de Antequera, Manolo Barón.
  • La delegada del Gobierno, María Gámez.
  • El subdelegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruíz Espejo.
  • El responsable del Consorcio Provincial de Bomberos, Francisco Delgado.
  • La consejera de Interior y Justicia, Rosa Aguilar.
  • El presidente de la diputación provincial, Elías Redondo.
  • La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

Más de 50 municipios se vieron afectados destacando también a Ronda donde hubo varios desprendimientos a causa del agua y en Estepona el desprendimiento de una carretera mantiene aislados a unos vecinos de la urbanización de Forest Hill, que solo han conseguido un acceso a través de un terreno privado.

Todos los que vivimos la noche del sábado no vamos a olvidar el sonido de la lluvia ni de la tormenta. El miedo era evidente y a pesar de perder a nuestro bombero número uno, solo podemos dar las gracias a todos por la grandiosa ayuda que permitió salvar a todas las personas que pudieron estar en peligro.

Puntuación: 
0
Sin votos aún

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es usted o no un visitante humano y para prevenir spam o mensajes basura
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.