Adiós a la edición Gran Escándalo 17

Time to read
3 minutes
Read so far

Adiós a la edición Gran Escándalo 17

Diciembre 26, 2016 - 23:24
Posted in:
0 comments

Todos los concursantes de Gran Hermano 17 | Fotografía: Ecoteuve

Ayer daba por finalizada una de las ediciones más especiales del reality más duradero de la televisión española.
Gran Hermano cerraba el domingo su edición número 17 con un debate no menos indiferente. La final tuvo lugar el pasado jueves tras una “reñida” pelea entre los finalistas Rodrigo, Meritxell y Bea siendo ésta última la ganadora de esta edición.

Sin duda esta edición no pasará a la historia por el juego de los concursantes y es que, una vez finalizado el concurso, se pueden empezar a sacar ya valoraciones generales de lo que ha sido este programa desde que comenzó a principios de septiembre.
Ya lo hablaba en otro artículo, pero conviene hacer una valoración de todo el concurso. Lo haré de manera sencilla:

- Unos concursantes mega estereotipados: y hay que decir mega, porque de original aportaban poco. ¿Me podrían argumentar los de casting qué tenían de original y fresco estos concursantes? El principal lastre de este programa es el de hacerse famoso de manera rápida y sin tener que trabajárselo mucho. Y además de eso, ganando mucho dinero a través de bolos y fiestas en discotecas. Un sufrimiento vamos. Es cierto que es inevitable que esto suceda (de hecho viene recogido en las cláusulas del contrato que los concursantes firman con el programa) pero esta idea se ha establecido tanto que lo que tenía que ser un concurso de convivencia, ha acabado siendo un concurso en el que durar un par de semanas y dar cuatro voces es garantía de ganar dinero de manera fácil ha  calado tan hondo esto que es inevitable que en las últimas ediciones el prototipo de concursante fuera el típico que iba a buscar el dinero fácil sin importar la esencia del concurso. En esta edición no ha sido menos, quizás es cuando más cantoso ha sido.

- Una convivencia difícil de aguantar por los espectadores. Está claro que convivir con extraños en una casa no tiene que ser fácil. Pero los espectadores en esta edición hemos sido demasiado partícipes de esa convivencia llegando a ser molesto e incómodo. No soy el único que cataloga esta edición como la más desagradable en cuanto a discusiones presenciadas. Quizás aquí la culpa no sólo sea de los concursantes, sino de la cadena por ofrecer absolutamente todo. Sea como sea, se ha llegado a unos niveles en esta edición que esperemos todos los espectadores que no se vuelva a repetir.

- Cambio radical de presentador. Sin duda ha sido el debate estrella durante toda la edición. Daba igual que hubiera nuevos concursantes, daba igual las novedades de este año, daba igual todo. Mercedes dejaba de presentar su programa estrella y España entera estaba al loro de cómo sería un Gran Hermano con Jorge Javier. Por qué, porque España no sabía cómo iba a enfrentarse este novato de los realitys a uno como Gran Hermano. Sin embargo, y muy a mi pesar, a Jorge Javier le ha pasado factura este relevo. No solamente por las críticas, sino que en ocasiones le ha venido muy grande manejar las galas. Y eso nuevamente ha repercutido en la audiencia. Es una pescadilla que se muerde la cola. Cuanto más desagradable sea el espectáculo, más criticará ese público tras las todopoderosas redes sociales.

¿Qué hay en común en estos tres sencillos factores? Audiencia. La poderosa y temida audiencia. Ésa que hace que un programa en televisión viva o no. Esa que está siempre atenta para sacar los colores, fallos y opinar sobre lo que están viendo (aunque sea sólo una vez). Todo a través de las redes sociales y sobre su elección de programar a ver cada día. Gran Hermano 17 pasará a la historia por ser la primera edición que replantea el futuro de este reality al haberse recogido unos datos más que inferiores con respecto a ediciones anteriores. Tal ha sido el palo, que de las tres entregas semanales que se ofrecían del rentable reality, se acabó suprimiendo la de los martes. Y la culpa no es de nadie en concreto, sino una mezcla de lo mencionado anteriormente y quizás alguna cosa más. No queda si no preguntarse, ¿se avecina el final de Gran Hermano? ¿La audiencia justiciera se ha cansado de este reality?

No se puede saber todavía, el tiempo lo dirá. Por lo pronto ya es sabido que la cadena de Vasile ha apostado fuerte en su edición de famosos GH Vip con un casting que no dejará indiferente a nadie (o al menos, lo intentará). Veremos si esta estrategia de volver a tener una edición de famosos le sale bien y consiguen remontar cuota de pantalla.
 

Puntuación: 
0
Sin votos aún

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es usted o no un visitante humano y para prevenir spam o mensajes basura
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.